Nueva York.- La demócrata Catalina Cruz se acaba de convertir en la primera “dreamer” (soñadora) en entrar en la Asamblea Legislativa del estado de Nueva York y ahora se propone ser el “altavoz” de la reivindicación de los derechos de los indocumentados que llegaron a EE.UU. siendo menores de edad.

“Esto significa para mí la oportunidad de servir como altavoz para resaltar las historias de personas que todavía viven lo que yo viví por tantos años”, asegura Cruz, que con nueve años cruzó irregularmente la frontera estadounidense.

Nacida en Medellín (Colombia) hace 35 años, Cruz subraya lo dura que ha sido la vida para su familia y rechaza la visión “romántica” del sueño americano, así como la difundida por Hollywood.

“Es muy difícil ver el sueño americano como lo ve Hollywood, con ese romanticismo; para mí ese sueño americano nunca ha existido”, asegura esta abogada que ganó el acta en las pasadas legislativas de medio mandato en EE.UU., cuando se votó también al senado estatal.

Durante la campaña electoral, Cruz contó con orgullo su origen y cómo su madre la llevó con el “sueño de dar a su hija una vida mejor”.

SHARE

Leave a Reply