Castroneves, la gloria a los 46 años en Indianápolis

0
6
547155

INDUSTRIA DEL DEPORTE AUTOMOVILISMO

Río de Janeiro, 4 jun (EFE).- El piloto brasileño Helio Castroneves se convirtió el domingo en el primer extranjero en ganar cuatro veces las 500 Millas de Indianápolis y lo hizo no sólo a una edad considerada de retiro deportivo (46 años) sino también compitiendo por una pequeña escudería hasta ahora sin victorias.

Y después de 200 vueltas al circuito a más de 350 kilómetros por hora tuvo ánimo para salir corriendo de su coche y conmemorar el título histórico colgado al alambrado que separa la pista del público en Indianápolis, su marca registrada y que le valió desde hace muchos años el apodo de “Hombre araña”.

La victoria del domingo -que le reportará 1,8 millones de dólares (1,5 millones de euros), un 33% más que el ganador del año pasado, el japonés Takuma Sato- lo confirmó como uno de los mayores pilotos en la historia del automovilismo en Estados Unidos y lo igualó a ídolos como AJ Foyt, Al Unser y Rick Mears, que eran los únicos hasta ahora con cuatro títulos en Indianápolis.

Por si fuera poco, también se anotó el domingo la hazaña de haber sido el primer piloto en vencer en un mismo año las 500 Millas de Indianápolis y las 24 Horas de Daytona (que conquistó en enero), dos de las más importantes pruebas del automovilismo en EE.UU.

Desde que comenzó a disputar las carreras en monoplazas del circuito IndyCar Series en 1998, el brasileño cuenta con 24 victorias, 83 podios y 44 pole positions en 265 pruebas.

En sus 21 participaciones en Indianápolis, el piloto nacido en Ribeirao Preto (municipio en el interior del estado de Sao Paulo) el 10 de mayo de 1975 ha ganado la prueba en cuatro oportunidades, con lo que superó el domingo al británico Dario Franchitti como el extranjero con más victorias en este famoso circuito.

Las dos primeras victorias fueron en 2001 y 2002, sus dos primeros años en esta pista; la tercera en 2009, cuando volvió triunfalmente tras haber sido absuelto de una acusación de fraude fiscal que casi hunde su carrera, y ahora en 2021, cuando ya nadie apostaba en el brasileño luego de que el poderoso equipo Team Penske lo dispensara tras 20 años.

Tras ganar en enero el Rolex 24 en Daytona con el equipo Wayne Taylor Racing, Castroneves aceptó un contrato para correr seis carreras de la Indy este año con el minúsculo Meyer Shank Racing (MSR), un equipo sin ninguna victoria hasta ahora.

En su primera carrera con MSR, y con el patrocinio de AutoNation y SiriusXM, Castroneves hizo historia al asumir la cabeza en Indianápolis cuando faltaban dos vueltas para el final y resistir hasta la meta el insistente ataque del español Alex Palou, piloto de la poderosa Ganassi.

UNA GRAN INVERSIÓN

La siguiente carrera del piloto brasileño será el Gran Premio Big Machine Music City de Nashville con el patrocinio de la compañía de pagos electrónico Transcard que tiene su sede en la localidad de Chattanooga, también en el estado de Tennessee.

Transcard, una compañía formada en 2008 y que se ha convertido en uno de los líderes mundiales de pagos electrónicos, reconoció a EFE que la decisión de patrocinar a Castroneves y MSR en Nashville se ha convertido en una gran inversión.

Kevin Beavers, vicepresidente de Operaciones de Transcard, explicó a EFE que el patrocinio de Castroneves permite que su nombre “se conozca más, ampliar nuestra base de aficionados utilizando un término deportivo” y que la elección del piloto brasileño fue sencilla.

“De la misma forma que Helio ha demostrado ser un líder en su terreno, nosotros lo somos en el nuestro. Nosotros hablamos de ‘coches rápidos, pagos rápidos'”, declaró Beavers con una sonrisa.

Transcard, que está en conversaciones para ampliar sus operaciones a Latinoamérica, ya ha conseguido su principal objetivo. “Desde que Helio ganó el Indy500, mi teléfono no ha dejado de sonar con llamadas, mensajes, emojis”.

La experiencia está siendo tan rentable que Transcard, que hasta ahora sólo patrocinaba el equipo de fútbol de Chattanooga (Tennessee, Estados Unidos), se está planteando continuar su patrocinio en el futuro en el mundo de las carreras de coches.

“Hemos plantado las semillas de lo que puede ser una gran relación para que crezca potencialmente en el futuro”, dijo Beavers sobre su relación con Castroneves y MSR.

UNA DEDICATORIA ESPECIAL

Tras su emotiva celebración, el brasileño le dedicó la victoria a su madre, Sandra, que intenta superar la covid, ante cerca de 135.000 espectadores en Indianápolis, el mayor público en un evento deportivo en el mundo desde el comienzo de la pandemia.

Fueron precisamente sus padres los principales incentivadores de su carrera, que comenzó victoriosamente en 1989 como campeón brasileño de kart, modalidad que disputó en Brasil y en Europa.

En 1993 comenzó a disputar la Fórmula 3 Sudamericana, un año después en la Fórmula 3 Británica y en 1996 se radicó en Estados Unidos para comenzar su carrera por la Indy Lights antes de saltar a la CART en 1998 y a la Indy en 2000.

547155547155