Casa Blanca defiende la ética de Trump ante polémica por pagos a su abogado

0
48

Washington, 11 may.- La Casa Blanca defendió hoy la ética del presidente, Donald Trump, al no dejarse “influir por intereses especiales”, en referencia a las empresas que pagaron cientos de miles de dólares a su abogado personal, Michael Cohen, para que les asesorara tras la llegada al poder del mandatario.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, no quiso aclarar si considera inapropiados los pagos a Cohen de grandes empresas como AT&T y Novartis, pero destacó que esos contratos no han influido en las decisiones de Trump, o al menos no se ha demostrado que lo hayan hecho.

“Lo más importante es que el presidente no se deja influir por los intereses especiales. Va a hacer lo que cree que está en el interés de los estadounidenses en todo el país”, dijo Sanders durante una conferencia de prensa.

“Ésta es la definición de drenar la ciénaga, algo de lo que el presidente habló constantemente durante la campaña” electoral de 2016, añadió.

Según informó este jueves el diario The Washington Post, el gigante de las telecomunicaciones AT&T contrató a Cohen tres días después de que Trump llegara al poder en enero de 2017, con el objetivo de que le asesorara en varios temas relacionados con el Gobierno federal.

Entre ellos estaba su proyectada fusión con Time Warner, anunciada en 2016 y valorada en unos 85.400 millones de dólares y que estaba sujeta a la regulación de las agencias federales.

Durante la campaña electoral de 2016, Trump expresó su oposición a la fusión de los dos gigantes de las telecomunicaciones, y el pasado noviembre, el Departamento de Justicia presentó una demanda para bloquear esa compra, un caso que aún está dirimiéndose en los tribunales.

Sanders citó el hecho de que el Gobierno de Trump se opusiera a la fusión a pesar del dinero recibido por Cohen como una prueba de que “ni el presidente ni su Administración han sido influenciados por intereses especiales”.

El máximo ejecutivo de AT&T, Randall Stephenson, reconoció hoy en un mensaje interno enviado a sus empleados que fue un “gran error” contratar a Cohen como consultor político, aunque también defendió que fue “legal y legítimo”.

“Nunca le pedimos que nos organizara una reunión con nadie en la Administración y él no ofreció hacerlo”, añadió el CEO.

La farmacéutica Novartis, radicada en Suiza, confirmó que había pagado a Cohen por un contrato de un año 1,2 millones de dólares y su máximo ejecutivo, Vasant Narasimhan, también consideró un “error” haber recurrido al abogado de Trump para que le asesorara sobre la nueva Administración de EE.UU..

De acuerdo con el Washington Post, la compañía de Cohen, Essential Consultants, recibió después de la elección de Trump al menos 2,95 millones de dólares de distintas empresas y empresarios.

Entre ellos estaban los oligarcas rusos Viktor Vekselberg y Andrew Intrater, que transfirieron medio millón de dólares a una cuenta corriente de Essential Consultants, la misma que Cohen usó para pagar 130.000 dólares a la actriz porno Stormy Daniels por un polémico pacto de silencio. EFEUSA

SHARE

Leave a Reply