Carmichael acusa a ACLU de desinformar sobre su agencia

0
68

Por Mayra Arteaga| [email protected]

Charlotte, NC.-  Tras una intensa campaña liderada por Comunidad Colectiva y apoyada por organizaciones estatales y nacionales como la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) Capítulo de Carolina del Norte, en torno al daño que causa la ejecución del programa 287g a la comunidad inmigrante y las medidas de aislamiento solitario y visitas por video a los reclusos, el alguacil de Mecklenburg, Irwin Carmichael, emitió una carta pública denunciando como “difamatoria” la información proveída por los grupos comunitarios.

Sin enumerar los puntos sobre los que considera las organizaciones han difamado en contra de la Oficina del Alguacil del Condado Mecklenburg (MCSO), Carmichael dijo en una carta hecha pública el pasado 4 de mayo que “los empleados de la cárcel trabajan  muy duro día a día y que mantienen su ética e integridad.

“Como sheriff espero cierto nivel de desacuerdo en la aplicación de mis políticas de vez en cuando. Mi trabajo es hacer cumplir la ley y no todo el mundo está de acuerdo con hacer cumplir las leyes del país y el estado”, destacó Carmichael.

En la misiva, en la que no expone con claridad las prácticas  que dice han sido distorsionadas por “cierto grupo de individuos y grupos que están esparciendo información difamatoria” sobre los empleados de MCSO, el alguacil  dice que es “intolerable, extremadamente irresponsable y con intención maligna la información negativa que se está esparciendo en la comunidad sobre los empleados de la cárcel”.

La campaña de ACLU

A través de una carta de calificación sobre las practicas que se implementan en la actualidad en la cárcel de Mecklenburg, ACLU compara las respuestas que los tres candidatos al puesto de alguacil han dado en los diferente debates públicos celebrados previo a las elecciones.

En la carta, muestran la negativa de Carmichael a terminar con programas como el de cooperación voluntaria con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), conocido como 287g y que ha sido responsable de la deportación de más de 15.000 personas en el condado, la mayoría sin antecedentes criminales.

De igual manera, el actual alguacil ha mantenido su posición opuesta a terminar el uso de la encarcelación en solitario para los adolescentes y jóvenes que están en la prisión del condado y se rehúsa a permitir investigaciones externas e independientes sobre el comportamiento “criminal” dentro de MCSO, así como no desea reestablecer las visitas personales a los reclusos por parte de sus familiares.

Por el contrario, sus oponentes, Garry McFadden y Antoine Ensley, se han comprometido públicamente, de ganar la elección,  a acabar con el 287g, permitir investigaciones independientes a su agencia, cancelar el programa de confinamiento solitario y restablecer las visitas en persona a los reclusos.

Leave a Reply