Atlihuetzia, México.- La fe de la pequeña comunidad de Atlihuetzia, en el centro de México, está más exultante que nunca. Los tres niños indígenas conocidos como los “Mártires de Tlaxcala” han sido canonizados por el papa Francisco.

En la madrugada del domingo, la comunidad fue iluminada con cientos de velas y el silencio fue interrumpido por oraciones y plegarias que se alargaron durante toda la mañana para festejar que los tres niños ya son santos.

Cristóbal, Antonio y Juan son los tres niños indígenas que murieron en el siglo XVI al defender su fe católica en la Nueva España.

Juan Sánchez Lara, residente en Atlihuetzia, recuerda que “Cristobalito” era originario de esta comunidad, mientras que Antonio y Juan de un poblado cercano, San Esteban Tizatlán.

Debido al sismo del pasado 19 de septiembre en México, la Diócesis de Tlaxcala anunció que la celebración oficial tendrá lugar el próximo 18 de noviembre.

SHARE

Leave a Reply