Tijuana.- Los cuatro candidatos a la Presidencia de México plantearon, con diferentes matices, mejorar las condiciones en las comunidades de origen de los migrantes, particularmente en el sur del país, para resolver el problema de la migración hacia Estados Unidos.

El aspirante independiente, Jaime Rodríguez Calderón, propuso dedicar un 5% de los 580.000 millones de pesos (29.099 millones de dólares) que los migrantes que viven en Estados Unidos envían anualmente a México para mejorar la situación de las familias mexicanas.

Ricardo Anaya, del conservador Partido Acción Nacional (PAN), destacó la necesidad de potenciar la cooperación con Centroamérica para crear las condiciones necesarias para que las personas se queden en sus países de origen.

En el plano interno propuso formulas las leyes “que esperamos de nuestros vecinos para refugiados y migrantes”, así como garantizar las mejores condiciones para los migrantes que regresan y garantizar una representación de este colectivo en el Congreso.

Por su parte José Antonio Meade, abanderado del gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI), se pronunció por “cambiarle el rostro a la frontera sur”.

Andrés Manuel López Obrador fue más allá y propuso “una alianza por el progreso” que incluya a México, Estados Unidos y Canadá, socios del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), así como a los países de Centroamérica.

Será, dijo, una alianza que no se limite al comercio y que privilegie la vida de las personas.

Leave a Reply