•Amparados de ese país deben abandonar Estados Unidos hasta el 5 de enero de 2019.  Hondureños recibieron ampliación de seis meses.

Redacción Hola / EFE | [email protected]

Jacksonville, FL.- En un escenario de incertidumbre y zozobra por el futuro cercano, miles de familias centroamericanas que  han sentado raíces en los Estados Unidos gracias al Estatus de Protección Temporal (TPS), esperaban inquietas la decisión del gobierno sobre la renovación de este beneficio.

Poco antes de las 9 de la noche del lunes 5 de noviembre, el Gobierno, a través de la secretaria Interina de Seguridad Nacional (DHS), Elaine Duke, anunció la extensión durante seis meses del Estatus de Protección Temporal para Honduras y el fin de este programa para Nicaragua, por lo que 5.349 inmigrantes de este país centroamericano perderán sus permisos para vivir y trabajar en suelo estadounidense.

NICARAGUA

Duke aclaró que, para permitir una transición ordenada, la fecha de vigencia de la terminación del TPS para Nicaragua se retrasará 12 meses. Esto proporcionará un tiempo “prudencial” para que las personas con TPS busquen un estatus migratorio legal alternativo en los Estados Unidos, si son elegibles o, si es necesario, organizar su partida. El plazo, añadió también dará tiempo a Nicaragua para prepararse para la reintegración de sus ciudadanos. El TPS para Nicaragua terminará, efectivamente, el 5 de enero de 2019.

Según comunicó el DHS, la decisión de terminar el TPS para Nicaragua se tomó después de una revisión de las condiciones en las que se basó la designación original de 1998 del país afectado -en ese entonces- por el huracán Mitch, y si esas condiciones sustanciales, pero temporales, impidieron a Nicaragua manejar adecuadamente el retorno de sus nacionales, como lo exige la ley. Además, tampoco hubo una solicitud del gobierno nicaragüense para extender el estado actual de TPS.

HONDURAS

Con respecto a Honduras, Duke concluyó que a pesar de recibir aportes de muchas fuentes, es necesario tiempo adicional para obtener y evaluar información suplementaria relativa a las condiciones en Honduras a fin de hacer una determinación apropiada de designación de TPS, por lo que determinó extender automáticamente la designación actual de TPS por seis meses, hasta el 5 de julio de 2018.

Sin embargo, la Secretaria Interina dejó en claro que, es posible que la designación de TPS para Honduras termine al final de la extensión automática de seis meses con un retraso apropiado.

PEDIDO AL CONGRESO

En la misma comunicación, Duke reconoce la dificultad que enfrentan los ciudadanos de Nicaragua, y potencialmente ciudadanos de otros países, que han recibido la designación de TPS por casi dos décadas, por lo que instó al Congreso a promulgar una solución permanente para este programa de característica temporal.

También se aclaró que los nicaragüenses y hondureños con TPS deberán volver a solicitar documentos de autorización de empleo para poder trabajar legalmente en los Estados Unidos hasta el final de los períodos de rescisión o extensión respectivos.

MEDIDA ANUNCIADA

El Departamento de Estado recomendó el pasado viernes poner fin al Estatus de Protección Temporal para Nicaragua, Honduras, El Salvador y Haití, del que se benefician 413.500 inmigrantes que residen y trabajan legalmente en territorio estadounidense, según reportó el diario The Washington Post.

Leave a Reply