Canadá mantiene la presión sobre Irán y demanda el pago de indemnizaciones

0
7
193596

IRÁN ACCIDENTE

Toronto (Canadá), 17 ene (EFE News).- Canadá siguió hoy presionando a Irán para que asuma las responsabilidades del derribo sobre Teherán del vuelo 752 de Ukraine International Airlines (UIA) al demandar que el régimen iraní indemnice a las familias de las 176 víctimas mientras prosigue la investigación del ataque.

Pero la tragedia, en la que murieron 57 canadienses y 29 personas que residían en el país norteamericano, también está permitiendo que Canadá e Irán mantengan por primera vez desde 2012, cuando Ottawa rompió relaciones con el régimen teocrático, contactos diplomáticos al más alto nivel.

Hoy, el ministro de Asuntos Exteriores de Canadá, Francois-Philippe Champagne, se reunió en Omán con su homólogo iraní, Javad Zarif para tratar la investigación del derribo el pasado 8 de enero del avión de UIA, al poco de despegar de Teherán con destino a Kiev.

Es la primera reunión que mantienen cara a cara los jefes de la diplomacia de los dos países desde hace años.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Canadá señaló en un comunicado tras la “extensa” reunión que Zarif “expresó su profundo pesar por esta terrible tragedia” mientras que Champagne señaló a su homólogo que las familias de las víctimas están “profundamente lastimadas y enfadadas”.

Durante la reunión, Zarif aceptó la “necesidad de transparencia en el análisis de los datos de la caja negra” del avión ucraniano y los dos ministros discutieron “el deber de Irán hacia las familias de las víctimas, incluidas compensaciones”.

En este sentido, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, volvió a insistir hoy durante una conferencia de prensa en Ottawa, la necesidad de que Irán compense económicamente a las familias de los 176 muertos.

“Quiero ser claro, esperamos que Irán compense estas familias. Me he reunido con ellos. No puede estar esperando durante semanas. Necesitan ayuda ya”, explicó Trudeau.

Por ello, Trudeau dijo que Canadá pagará 25.000 dólares canadienses (unos 19.000 dólares estadounidenses) a las familias de las víctimas canadienses del vuelo 752 de UIA para hacer frente a sus necesidades inmediatas y reiteró que Irán tiene que indemnizar a todos los familiares.

Esa ayuda también será ofrecida a las familias de otras 29 personas que viajaban en el avión, derribado el 8 de enero por las fuerzas armadas iraníes, y que eran residentes permanentes en Canadá.

El primer ministro canadiense aclaró que Canadá no solicitará a las familias el reembolso de esa ayuda cuando Irán les compense económicamente por el derribo del avión.

“Puedo asegurar que cualquier dinero que Irán proporcione a las víctimas irá directamente a ellos. No será para reembolsar al Gobierno de Canadá”, dijo Trudeau.

Trudeau aprovechó la rueda de prensa para matizar las controvertidas declaraciones que realizó hace unos días y en las que pareció responsabilizar parcialmente a Estados Unidos del accidente.

El primer ministro canadiense afirmó que toda la responsabilidad del derribo corresponden a Irán y que Canadá está trabajando con otros países para rebajar la tensión en la región.

“Los iraníes tienen toda la responsabilidad por el derribo de un avión civil con 57 canadienses abordo entre 176 pasajeros. Trabajaremos junto con socios internacionales para rebajar la tensión en todos los bandos”, explicó.

Según la información proporcionada hoy por Trudeau, las cajas negras del avión están gravemente dañadas e Irán no tiene la capacidad técnica para descifrar los datos que contienen por lo que es necesario que otros países, como Francia o Canadá, se hagan cargo de esa tarea.

El derribo del vuelo 752 de UIA se produjo poco después de que el ejército iraní lanzase decenas de misiles contra dos bases militares en Irak utilizadas por las fuerzas armadas estadounidenses en represalia por el asesinato del general Qasem Solimaní, comandante de la fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria.

Solimaní fue asesinado por Estados Unidos durante un ataque con drones armados con misiles en el aeropuerto de Bagdad. Las fuerzas armadas iraníes han señalado que sus radares confundieron el vuelo 752 de UIA con un misil estadounidense.

Inicialmente Irán aseguró que el accidente del avión había sido provocado por un fallo mecánico pero Canadá, que rompió relaciones diplomáticas con Irán en 2012 y no cuenta con embajada en la capital iraní desde entonces, presionó a Irán para que expertos internacionales investigasen las causas.

Leave a Reply