El primer ministro de Haití calla ante el desafío del Senado tras el magnicidio

0
14
590084

HAITÍ CRISIS

Puerto Príncipe, 10 jul (EFE).- El primer ministro interino de Haití, Claude Joseph, quien tomó el mando del país tras el asesinato del presidente Jovenel Moise, guardó silencio este sábado ante el desafío del Senado y sus acciones para tratar de relevarlo e investir al jefe de la cámara alta como jefe de Estado interino.

Fuentes del Ejecutivo dijeron a Efe que el Gobierno no prevé tener comentarios en los próximos días sobre la resolución que proclama al titular del Senado, Joseph Lambert, como presidente de Haití.

Lambert debía dar este sábado el siguiente paso en su pulso al Gobierno y jurar el cargo ante sus pares, pero el acto de investidura fue pospuesto “a petición de los senadores”, según dijo él mismo a Efe y publicó en Twitter, aunque sin indicar una fecha alternativa.

Según publican medios locales, de los ocho senadores que el viernes aprobaron la resolución en favor de su presidente solo dos se presentaron a la ceremonia de investidura, siendo uno de ellos el propio Lambert.

El presidente del Senado aseguró que “todos” los senadores “quieren estar presentes para participar activamente en la nominación”.

PUGNA DE TRES

Para esos ocho senadores, de los diez que componen el hemiciclo, Claude Joseph no está legitimado para ostentar la jefatura del Gobierno en virtud del decreto firmado por Moise dos días antes de su muerte, en el que designó a Ariel Henry para el cargo de primer ministro.

Sin embargo, este último aspirante en discordia no ha vuelto a reclamar el liderazgo del país para sí desde que la Organización de la Naciones Unidas y Estados Unidos manifestaran su apoyo a Joseph que, además, cuenta con el respaldo de la Policía y el Ejército.

COLOMBIA SE SUMA A LA INVESTIGACIÓN

En cualquier caso, es Joseph el que, de hecho, está dirigiendo el país, y bajo su autoridad se llegó a un acuerdo con el presidente de Colombia, Iván Duque, para que la Policía de ese país colabore en la investigación del magnicidio.

Este sábado llegó el equipo de la Policía colombiana, nacionalidad que comparten 26 de los 28 mercenarios (los otros dos son estadounidenses de origen haitiano) que supuestamente asesinaron a tiros a Moise en su domicilio en la madrugada del miércoles pasado.

Este sábado fue el primer día que no hubo avances en las detenciones, por lo que 5 de los 28 sospechosos siguen en fuga, mientras que otros 20 están arrestados y 3 murieron en tiroteos con la Policía.

También el Gobierno de Estados Unidos ha anunciado que enviará a Haití equipos de investigación del FBI y del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) para colaborar en las pesquisas.

LA VOZ DE LA PRIMERA DAMA

La cuestionada autoría del asesinato a manos de mercenarios tuvo este sábado un espaldarazo al aparecer un mensaje de audio atribuido la viuda del presidente haitiano, publicado en su cuenta oficial de Twitter y en el que, además de dejar constancia de que está “viva”, Martine Moise lanza un mensaje político.

El audio de la primera dama sí ha provocado la reacción del Gobierno, que confirmó a Efe que la voz que se escucha en la grabación es la de Martine Moise, quien recibe atención hospitalaria en un centro de Miami, Estados Unidos, donde ingresó en estado crítico aunque estable tras el ataque a su residencia.

En el audio, de dos minutos y 20 segundos de duración, la voz atribuye el asesinato de su esposo a “mercenarios” y apunta al deseo del presidente de celebrar un referéndum para aprobar una nueva Constitución como móvil del magnicidio, con el que se ha pretendido evitar una “transición en el país”.

MAGNICIDIO EN UN PAÍS EN CRISIS

La consulta popular estaba inicialmente prevista para abril, pero la grave crisis política y de seguridad que padece Haití llevó a las autoridades a posponer la cita que, finalmente, se celebraría junto con las elecciones pautadas para septiembre próximo.

Las protestas contra el presidente organizadas por sus adversarios políticos se han ido sucediendo desde 2018 y, para rebajar las tensiones con la oposición, Moise había nombrado a Ariel Henry con la encomienda de que formara un Gobierno de consenso, proceso que se vio truncado por el magnicidio.

Las tensiones estaban abonadas por un contexto de inoperancia legislativa, puesto que el aplazamiento de las elecciones para escoger a los miembros de la Cámara de Diputados y dos tercios del Senado fueron aplazadas por la inestabilidad política que vivía el país, una vez más, lo que condujo a la clausura del legislativo.

Además, las bandas en lucha por el dominio en las barriadas de Puerto Príncipe han hecho cundir el terror entre la población, que ha huido de sus hogares por miles.

Ahora, tras el asesinato de Moise, son muchos los ciudadanos que quieren abandonar Haití por miedo a la deriva que puedan tomar los acontecimientos.

590084590084