El apoyo ciudadano a la estadidad aumentó del 61% en el plebiscito de 2012 al 97% en el 2017.

Washington.- La delegación legislativa de Puerto Rico designada por su gobernador, Ricardo Rosselló, arrancó su campaña en el Congreso de Estados Unidos para exigir la adhesión de la isla como un estado más de la nación con los mismos derechos que los otros 50 que la componen.

Rosselló, acompañado por tres exgobernadores y los miembros de la delegación bipartidista, insistió  en rueda de prensa en el Capitolio que los puertorriqueños ya han votado en dos ocasiones a favor de unirse al Estado federal, y es “necesario” que tengan las mismas oportunidades y derechos que el resto de estadounidenses.

“Es nuestro imperativo moral demandar que el Congreso reconozca a los 3,4 millones de estadounidenses que actualmente son privados de sus derechos. Es hora de poner fin a la ciudadanía de segunda clase, y la estadidad es la única garantía para que eso suceda”, declaró el gobernador Rosselló.

Según indicó, los efectos del huracán María, que azotó la isla hace algo más de cuatro meses, han puesto de manifiesto que los puertorriqueños son tratados como “ciudadanos de segunda”, y subrayó que “hay que buscar la raíz” de ese problema.

Leave a Reply