Buena calificación para Biden en materia migratoria en sus primeros 100 días

0
18
503275

INMIGRACIÓN

Los Ángeles, 28 abr (EFE News).- En sus primeros cien días en la Casa Blanca, el presidente, Joe Biden, se ha estancado en la consecución de algunas de sus promesas en materia migratoria, pero va en una buena dirección, valoran expertos, que destacan el “activo” esfuerzo por corregir el embrollo creado por la anterior administración.

Biden está saldando su trabajo en política migratoria en sus primeros cien días con una buena calificación, según analistas consultados por Efe, que en gran medida comparan la labor del demócrata con el realizado por el expresidente Donald Trump.

“La administración Biden ha tenido unos primeros 100 días notablemente activos en materia de inmigración”, explica Jessica Bolter, analista del Instituto de Política Migratoria (MPI).

SUPERANDO A TRUMP EN ACCIONES MIGRATORIAS

La experta advierte que la Casa Blanca ha implementado 94 acciones ejecutivas sobre inmigración, más de tres veces el número que implementó la administración Trump en sus primeros cien días.

Recalca que algunos de estos cambios “han tenido efectos muy significativos”.

Por ejemplo, la administración Biden estableció nuevas prioridades para los arrestos realizados por el Servicio de Control de Inmigración y Ciudadanía (ICE) lo que ha resultado en un descenso del 60 % de las detenciones en comparación con los últimos tres meses del mandado republicano.

A esto se suma la cancelación del programa de Protocolos de Protección a Migrantes (MPP), también conocido como “Permanecer en México”, y poner fin a la imposición de “carga pública” entre otras medidas establecidas por Trump.

AIRE FRESCO PARA LOS INMIGRANTES.

En este sentido, Maureen Meyer, de la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA), asegura que después de que la administración Trump pasó cuatro años trabajando para diezmar el sistema de asilo de EE.UU. y limitar la migración al país, las medidas de la administración Biden fueron “aire fresco”.

Por su parte Jorge Loweree, director de política del American Immigration Council (AIC), destaca que hay “una nueva dirección con respecto al tratamiento de los inmigrantes” en estos cien días con el demócrata en la Casa Blanca.

Desde su primer día en la Casa Blanca, Biden y su equipo presentaron una propuesta de reforma migratoria que daría un paso a la ciudadanía a los once millones de indocumentados.

También se ha mostrado a favor de apoyar legislaciones independientes que apoyen a ciertos grupos, e incluso en las últimas semanas se ha inclinado a incluir en su Plan de Empleo e Infraestructura la legalización de millones.

COMIENZO SÓLIDO

Philip E. Wolgin, del Center for American Progress (CAP), se suma a las buenas calificaciones al mandatario diciendo que Biden ha tenido un “comienzo sólido” para deshacer el daño causado al sistema de inmigración por la administración de Trump.

Destaca que Biden ha cumplido varias promesas como otorgar el Estatus de Protección Temporal (TPS) a los venezolanos, protegiendo a unos 320.000 migrantes que ahora pueden quedarse en Estados Unidos temporalmente, y que también rescindió la prohibición de ingreso al país de musulmanes y africanos.

Además, el Grupo de Trabajo de Separación Familiar para encontrar y reunir a los padres apartados de sus hijos por la política de Tolerancia Cero de la administración Trump también hace parte del abanico del trabajo realizado en los pasados 100 días, destaca el analista.

LO QUE FALTA POR HACER

Sin embargo, los expertos coinciden en que la Casa Blanca se ha quedado rezagado en la consecución de algunas promesas, lo que le ha restado puntos en su calificación.

Meyer señala que un área clave de preocupación es la decisión de la administración Biden de mantener la aplicación en la frontera del Título 42, medida que permite a las autoridades fronterizas expulsar a los indocumentados y solicitantes de asilo por razones sanitarias.

“Sin un marco de tiempo claro establecido sobre cuándo EE.UU. restablecerá el acceso al asilo en la frontera, miles de personas que necesitan protección, y que no estaban bajo el MPP, están en el limbo”, explica la experta de WOLA.

Por su parte, Bolter critica al Departamento de Justicia (DOJ) que aún no ha actuado para restablecer la elegibilidad de las víctimas de violencia doméstica para buscar asilo en los Estados Unidos, algo que Biden ha declarado repetidamente que es una prioridad.

UNA TAREA MÁS

La popularidad de Biden en materia migratoria se ha visto afectada por la abrumadora llegada de familias y niños no acompañados a la frontera marcando récords en los últimos 20 años. Bolter opina que la administración “no estaba preparada” para recibir este flujo de migrantes.

Sin embargo, en opinión de la experta de MPI, este impacto, que ha requerido que Biden desvíe más recursos y personal dentro del Gobierno para atender el problema en la frontera, “hace que sea aún más notable que la administración haya podido hacer tanto en materia de inmigración en los primeros 100 días”.

Loweree concluye que “queda mucho trabajo por hacer para reparar el daño causado por la administración Trump y garantizar que los beneficios previstos por los cambios de política del presidente Biden se vean plenamente”.