Bruselas pide a los países del euro mantener un apoyo fiscal moderado en 2022

0
5
745853

UE ECONOMÍA

Bruselas, 24 nov (EFE).- La Comisión Europea ha pedido a los países de la eurozona este miércoles que mantengan un apoyo fiscal moderado en 2022 y que las medidas de emergencia adoptadas en respuesta a la pandemia de Covid-19 vayan pivotando de manera gradual hacia unas inversiones que promuevan la recuperación.

Al mismo tiempo les ha advertido de que mantengan una política “ágil” que les permita reaccionar si hay un nuevo recrudecimiento de la pandemia.

Es el mensaje principal de la recomendación de política fiscal para los países del euro emitida hoy por la Comisión Europea dentro del llamado Semestre Europeo, por el que coordina las políticas económicas de la Unión Europea y que también le ha llevado a evaluar los borradores presupuestarios de los Veintisiete.

Una vez que las condiciones económicas lo permitan, advierte Bruselas, los países “deben aplicar políticas fiscales destinadas a lograr posiciones presupuestarias prudentes a medio plazo y garantizar la sostenibilidad de la deuda, al tiempo que mejoran la inversión”.

APOYO ESPECÍFICO

“Una política moderadamente de apoyo no significa restringir, sino especificar el apoyo”, dijo en una rueda de prensa el comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, quien incidió en que las políticas deberían ser “diferenciadas” entre los países para tener en cuenta la fuerza de la recuperación y la sostenibilidad fiscal.

Así, Bruselas recuerda a los países con altos niveles de deuda -España, Grecia, Francia, Bélgica e Italia -que mantengan la prudencia fiscal y pongan la vista en la sostenibilidad a medio plazo a la hora de aprobar medidas de apoyo. A Roma, le pide además que limite el aumento de su gasto público.

Las reglas de disciplina fiscal comunitaria seguirán suspendidas durante todo 2022 para permitir a los Estados canalizar este apoyo y el análisis de los borradores presupuestarios para ese año muestra que los países prevén aprovecharlo para dar un estímulo fiscal que será del 1 % del PIB en la eurozona.

CAPACIDAD DE REACCIÓN

El Ejecutivo comunitario destacó que la economía europea se está recuperando tras la caída sin precedentes generada por la covid-19 en 2020, con un crecimiento que será del 5 % del PIB este año y del 4,2 % en 2022, cuando se espera que la mayoría de países hayan recuperado los niveles previos a la crisis.

Pero advirtió al mismo tiempo de que persisten riesgos a la baja por el aumento de los casos de covid en Europa, el aumento de los precios de consumo y de la vivienda o los cuellos de botella en las cadenas de suministros.

“No estamos fuera de peligro todavía. La perspectiva económica sigue cargada de incertidumbre”, dijo el vicepresidente de la CE, Valdis Dombrovskis.

Ante estos riesgos, insistió, “debemos ser capaces de ajustar nuestras políticas cómo y cuando sea necesario”.

Para la tarea, recordó la Comisión, los países cuentan con el fondo de recuperación europeo, que movilizará en total casi 800.000 millones de euros, buena parte de ellos en subvenciones que permiten invertir sin incrementar unos niveles de deuda que se han disparado con la pandemia, del 85,5 % del PIB en 2019 al 100 % del PIB en 2021 de media.

Los países prevén gastar el 40 % de las subvenciones asignadas del Mecanismo para la Recuperación y la Resiliencia en 2022 -siempre que Bruselas certifique que cumplen sus planes- y se calcula que estas ayudas financiarán el 24 % de todas las medidas de apoyo a la recuperación. El resto saldrá de los presupuestos nacionales.

OTRAS MEDIDAS

Al margen de la fiscalidad, la Comisión pide a los países que continúen trabajando para completar la unión bancaria, fortalecer el papel internacional del euro y apoyar el proceso de creación de un euro digital.

Otras sugerencias pasan por promover políticas que aborden la planificación fiscal agresiva, la evasión fiscal y la elusión fiscal y supervisar la eficacia de los paquetes de apoyo a las políticas para las empresas.

También pide reformas para abordar los cuellos de botella de la inversión y medidas para garantizar la eficiencia y buen uso de los fondos de la Unión.

Por otra parte, los países deben garantizar la estabilidad macrofinanciera y mantener los canales de crédito a la economía.

745853745853