Brasil reduce su previsión de cosecha para 2021 aunque sigue en nivel récord

0
8
554437

BRASIL AGRICULTURA

Brasilia, 10 jun (EFE).- Brasil, uno de los mayores productores mundiales de alimentos, redujo un leve 0,6 % su previsión de cosecha de granos para 2021 hasta los 262,8 millones de toneladas, que seguiría siendo un volumen récord para el país, informó este jueves el Gobierno.

Las estimativas correspondientes al mes de mayo recortaron en 1,7 millones de toneladas la producción de cereales, leguminosas y oleaginosas en Brasil frente a las divulgadas en abril, según señaló el Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE) en una nota.

El resultado supone la segunda caída mensual consecutiva en las proyecciones para 2021 y, de acuerdo con la entidad, se debe al retraso en la cosecha de la soja, que como consecuencia redujo la ventana de siembra del maíz.

Este hecho hizo que los cultivos pasaran a depender más del clima, lo que ha afectado a los estados brasileños productores, principalmente a Paraná (sur) y Mato Grosso (centro-oeste), que lidian actualmente con la falta de lluvias, en medio de una de las peores sequías de las últimas décadas.

No obstante, a pesar de esa ligera variación negativa, el Gobierno continúa calculando una cosecha de granos superior en un 3,4 % a la de 2020, cuando llegó a 254,1 millones de toneladas, hasta ahora récord en el país.

De acuerdo con las previsiones oficiales, el área cultivada en Brasil alcanzará este año 68 millones de hectáreas, equivalente a una subida del 3,9 % frente a 2020, aunque el número se mantuvo prácticamente estable frente a las estimativas de abril (0,2 %).

La soja, el arroz, el maíz serán los responsables por el 92,6 % de la producción en 2021.

Para el primero se prevé una cosecha récord de 132,9 millones de toneladas, un 9,4 % más frente a 2020, debido al alza en los precios de ese grano en el mercado internacional.

La producción del arroz también subirá este año un 2,8 %, mientras que la de maíz debe encogerse un 3,9 % con respecto a 2020.

De cumplirse los pronósticos, el campo brasileño se mantendrá como uno de los motores económicos del país frente a otros sectores que continúan en recuperación después del batacazo sufrido por la pandemia del nuevo coronavirus, que deja ya en el país casi 180.000 muertes y más de 17,1 millones de infectados.

Según analistas consultados por el Banco Central, la economía brasileña crecerá este año un 4,36 %, por lo que se recuperaría de la caída del 4,1 % que sufrió el año pasado, el peor resultado anual desde 1996, aunque los niveles de desempleo continúan elevadísimos con una tasa del 14,7 %.