Brasil perdió 4,6 millones de lectores en los últimos cuatro años

0
12
268608

BRASIL LIBROS

Río de Janeiro, 11 sep (EFE).- Brasil perdió 4,6 millones de lectores en los últimos cuatro años, desde 104,7 millones en 2015 hasta 100,1 millones en 2019, según un estudio divulgado este viernes por el Instituto Pro-Libro, organización que publica un amplio retrato de la lectura en el país cada cuatro años.

De acuerdo con el estudio Retratos de la Lectura en Brasil, cuya quinta edición fue divulgada este viernes, el porcentaje de brasileños considerado como lectores, que había subido desde el 50 % en 2011 hasta el 56 % en 2015, cayó al 52 % en 2019.

Con excepción de la franja de edad de los que tienen entre 5 y 10 años, en la que el porcentaje de lectores creció del 62 % en 2015 hasta el 66 % en 2019, en todos los demás grupos de edad se produjo una reducción del número de lectores, principalmente entre adolescentes de 14 y 17 años y entre los jóvenes de 18 a 24 años.

El estudio mostró igualmente que, pese que a Brasil es uno de los países más desiguales del mundo y sufre históricas diferencias sociales, la reducción del porcentaje de lectores fue mayor entre los brasileños de clases sociales superiores (A y B), entre los de mayor renta y entre los que tienen estudios universitarios.

El porcentaje de lectores entre quienes tienen estudios universitarios cayó desde el 82 % en 2015 hasta el 68 % en 2019, entre los brasileños de las clases sociales superiores bajó desde el 76 % hasta el 67 % y entre los que tienen mayor renta se redujo del 82 % al 70 %.

La fuerte reducción del número de lectores fue atribuida, entre otras razones, a la grave crisis económica vivida por el país en el período, ya que Brasil sufrió una profunda recesión en 2015 y 2016, así como al aumento del tiempo que los brasileños dedican a internet y a las redes sociales.

“No podemos olvidar que en el período vivimos una crisis económica muy grave que dificultó el acceso al libro, tanto a la compra como la visita a las bibliotecas”, afirmó la coordinadora del estudio, Zoara Failla, en una rueda de prensa.

“Pero si los factores macroeconómicos pesaron, la internet también fue un factor”, agregó al señalar que el mayor tiempo dedicado a redes sociales también explica la caída del porcentaje de lectores entre adolescentes.

BRASILEÑOS DEDICAN MAS TIEMPO A WHATSAPP

“Los brasileños alegan que lo que más les dificulta leer es la falta de tiempo (82 %), pero el tiempo que les sobra lo están dedicando a las redes sociales”, afirmó.

La encuesta mostró que el porcentaje de brasileños que usa internet en su tiempo libre subió del 47 % en 2015 al 66 % en 2019 y el de los que usa Whatsapp saltó del 43 % al 62 %.

El estudio, encomendado a la firma encuestadora Ibope y apoyado por el Instituto Itaú Cultural, escuchó a 8.076 brasileños de al menos 5 años en los 27 estados del país y tiene un margen de error de 1,1 puntos porcentuales.

Desde 2007 el estudio considera lector a quien dice haber leído al menos un libro, entero o una parte, en los tres meses anteriores a la entrevista.

Por género, el 54 % de las mujeres brasileñas es lectora frente al 50 % de los hombres, aunque esa diferencia cayó de 7 puntos en 2011 hasta 4 puntos en 2019. Por raza, el porcentaje de lectores entre los blancos es del 55 %, entre los mulatos del 52 % y entre los negros del 48 %.

A pesar de la reducción del porcentaje de lectores, el promedio de libros leídos en los últimos tres meses se mantuvo estable, al pasar desde 2,54 en 2015 hasta 2,60 en 2019.

Sin embargo, el promedio es de 1,05 libros leídos enteros en los últimos tres meses (frente a 1,06 en 2015) y de 1,55 libros leídos en parte (contra 1,47 en 2015).

El promedio entre los que leen el género literario por gusto propio fue mayor, de 2,89 libros leídos en los últimos tres meses.

Según el estudio, en los últimos tres meses 52 millones de brasileños compraron algún libro, en papel o digital. De las personas que acostumbran comprar libros, 35 % lo hacen en librerías físicas, 14 % en quioscos de periódicos, 12 % en portales de internet y 9 % en tiendas de libros usados.

El 67 % de los lectores brasileños aún prefiere el libro en papel, el 17 % prefieren el digital y el 16 % opta por ambos.

Entre los lectores de libros digitales, 73 % lee en sus teléfonos móviles, 31 % en computadores y 10 % en tabletas o lectores digitales.

El autor preferido por los brasileños es Machado de Assis (cuya lectura es exigida en las escuelas) seguido por Monteiro Lobato, otro clásico en el país pero de literatura infantil. Entre los extranjeros destacan las británicas J. K. Rowling (Harry Potter) y Agatha Christie.