Brasil mantiene la tasa de interés en el mínimo histórico del 2,0 % anual

0
7
323727

BRASIL INTERESES

Brasilia, 28 oct (EFE).- El Banco Central de Brasil mantuvo este miércoles la tasa básica de interés en el mínimo histórico del 2,0 % anual, debido a la alta incertidumbre que aún reina por la pandemia del coronavirus y pese a la reciente presión inflacionaria registrada en el país.

El Comité de Política Monetaria (Copom) del Banco Central decidió, por unanimidad, continuar con los tipos del 2,0 %, que fijó en agosto pasado, entonces el noveno recorte consecutivo, y que ha mantenido en sus dos últimas reuniones.

La decisión de dejar inalterados los tipos de referencia se encuadra dentro de lo esperado por el mercado financiero.

El Banco Central señaló en un comunicado que “la coyuntura económica continúa prescribiendo un estímulo monetario extraordinariamente elevado” y aún dejó abierta la posibilidad de un futuro corte, aunque, en ese supuesto, aclaró que debería “ser pequeño”.

“Hay bastante incertidumbre” sobre la evolución de la pandemia en el mundo y una “posible reducción de los estímulos gubernamentales”, mientras que Brasil vive una “recuperación desigual entre sectores, similar a lo que ocurre en otras economías”, apuntó.

“Los sectores más directamente afectados por el distanciamiento social permanecen deprimidos, a pesar de la recomposición de la renta generada por los programas” sociales del Gobierno brasileño para reducir el impacto económico de la crisis sanitaria, completó.

Dentro de este contexto, expresó que “la incertidumbre sobre el ritmo de crecimiento de la economía” de Brasil permanece por encima de lo normal, sobre todo a partir de 2021, cuando se espera que finalicen las ayudas extraordinarias por cuenta de la pandemia.

Por ello, reafirmó que “no pretende reducir el grado de estímulo monetario” siempre y cuando el escenario inflacionario continúe bajo control y el balance de riesgos se mantenga estable.

La entidad informó que elevó su proyección de inflación para los últimos meses de 2020, impactada por el alza en los precios de los alimentos y de los bienes industriales, así como por los subsidios distribuidos entre las capas más humildes de la sociedad por la pandemia.

Pero consideró que esa “presión inflacionaria más fuerte en el corto plazo” es temporal, pues aún presenta niveles compatibles con la meta de este año, que es del 4,0 % con un margen de tolerancia de 1,5 puntos más o menos.

Actualmente, la inflación interanual se ubica en el 3,14 %.

No obstante, el Banco Central resaltó una serie de factores de riesgo que podrían alterar el actual escenario.

Por un lado, el alto nivel de ociosidad aún persistente en algunos sectores productivos, especialmente en el de servicios, que puede prolongarse en la medida en que se reviertan de una forma más lenta los efectos sanitarios de la pandemia.

Y por otro, la manutención de las políticas fiscales adoptadas durante la pandemia, mediante la distribución de subsidios, que pueden “empeorar la trayectoria fiscal del país”, o “frustraciones” entre los inversores relacionadas con la continuidad de la agenda de reformas del Gobierno.

“El Copom evalúa que perseverar en el proceso de reformas y ajustes necesarios en la economía brasileña es esencial para permitir la recuperación sustentable de la economía”, subrayó.

En el escenario externo, destacó que “la fuerte retomada en algunas sectores productivos parece sufrir alguna desaceleración”, debido principalmente al avance de la segunda ola de la covi-19 en Europa, que ha vuelto a imponer severas restricciones.

Leave a Reply