Borrell habla con presidente tunecino de desafíos de nuevo gobierno del país

0
8
698876

UE TÚNEZ

Bruselas, 15 oct (EFE).- El alto representante para la Política de Seguridad y de Defensa de la Unión Europea, Josep Borrell, habló hoy con el presidente de Túnez, Kais Said, sobre los “apremiantes desafíos” económicos y pandémicos a los que tendrá que responder el nuevo gobierno del país encabezado por Najla Bouden.

Borrell mostró a Said su esperanza en que los nombramientos de la primera ministra y de su gabinete -el décimo en la última década- sean “un primer paso importante hacia la preservación del acervo democrático”, informó en un comunicado el Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE).

En su conversación telefónica desde Estados Unidos, donde se encuentra de viaje de trabajo, el jefe de la diplomacia europea subrayó a Said la importancia de establecer un calendario bien definido para el retorno a un orden constitucional en Túnez.

Ese calendario, precisó Borrell, debe estar basado en “la separación de poderes, el respeto del estado de derecho y la democracia parlamentaria, la salvaguardia de las libertades fundamentales, que resultaría de una diálogo transparente e inclusivo y tendrá en cuenta los deseos y aspiraciones del pueblo tunecino”.

Según el SEAE, el político español tomó “debida nota” de las observaciones del Said y, en particular, de su deseo de entablar un diálogo nacional y reducir al máximo la duración de este período de medidas excepcionales.

Desde que el pasado 25 de julio Said decretase el estado de excepción, que incluyó el cese del anterior primer ministro y la suspensión de la Asamblea de manera indefinida, ha congelado la casi totalidad de la Constitución de 2014 y se ha hecho con el poder Ejecutivo y Legislativo con el fin de “recuperar la paz social”.

Durante este periodo, la justicia ha abierto numerosas investigaciones y ha adoptado medidas cautelares- arrestos domiciliarios y prohibición de abandonar el país- contra altos cargos de instituciones, magistrados, hombres de negocios y diputados; lo que ha desatado la preocupación de organizaciones de defensa de los derechos humanos.

En su conversación de hoy, Borrell recordó a Said que será sobre la base de acciones concretas y medidas tomadas por las autoridades tunecinas que la Unión Europea determinará la mejor manera de apoyar la democracia, la estabilidad y la prosperidad en Túnez.

El también vicepresidente de la Comisión Europea reafirmó la importancia de la asociación estratégica con Túnez y el compromiso de la Unión Europea de apoyar al pueblo tunecino en “este difícil contexto económico y pandémico”.

“La Unión Europea seguirá con el mayor interés la situación en el país”, concluyó.