La UE e Israel abren nueva etapa en relación sin concretar aún normalización

0
5
591210

UE EXTERIORES

Bruselas, 12 jul (EFE).- Los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) y su homólogo israelí, Yair Lapid, defendieron hoy un “nuevo comienzo” en sus relaciones bilaterales, aunque no llegaron a concretar una nueva reunión del Consejo de Asociación que las devuelva a la normalidad.

“El hecho de que Lapid decidiera aceptar mi invitación a asistir la reunión de hoy, que nos permite un intercambio con la nueva administración, muestra que tenemos la oportunidad de un nuevo comienzo para reforzar nuestras relaciones bilaterales”, indicó el alto representante de la UE, Josep Borrell, tras el encuentro.

Lapid participó en un almuerzo de trabajo en Bruselas con los ministros de los Veintisiete, que estaban reunidos en un Consejo.

El responsable israelí, centrista, tomará en dos años el relevo del ultranacionalista Naftali Benet como primer ministro en el nuevo Gobierno de unidad nacional israelí que ha enviado a la oposición a Benjamín Netanyahu tras doce años ininterrumpidos en el poder.

Borrell aseguró que mantuvieron un intercambio “franco” sobre las relaciones bilaterales y la situación en la región, especialmente sobre el proceso de paz en Oriente Medio y el acuerdo nuclear iraní.

En cambio, apuntó que las relaciones bilaterales “también están condicionadas por muchos asuntos sobre los que mantenemos diferencias”, y la prueba de ello es que las reuniones del Consejo de Asociación “se suspendieron hace más de diez años”, recordó, en referencia a esa plataforma principal de consultas políticas entre las dos partes.

“Sé que les gustaría que dijera que tal día habrá una nueva reunión del Consejo de Asociación. No estoy en disposición de hacerlo, para empezar porque no se ha decidido aún que vayamos a retomar las reuniones del Consejo de Asociación”, explicó.

Así, aseguró que aunque hay “muchos” Estados miembros “preparados y dispuestos” a hacerlo, es necesario primero que en su conjunto definir una posición común.

Y, además, que el nuevo Gobierno israelí “dé pruebas de que las cosas han cambiado frente a la situación en la que decidimos no hacer más reuniones”, ya que muchos Estados miembros vinculan la situación al desarrollo de asentamientos israelíes en territorio palestino.

Borrell consideró en todo caso que “sería buena idea volver a implicarse con Israel a través del Consejo de Asociación”.

ACERCAMIENTO DE ISRAEL

Por su parte, Lapid indicó en su intervención ante los europeos que “no es un secreto” que apoya una solución de dos Estados, la tesis que defiende también la UE, aunque “por desgracia, no hay un plan actual para ello”.

Pidió en cualquier caso que un futuro Estado palestino sea “una democracia que ame la paz” porque “no se nos puede pedir tomar parte en la construcción de otra amenaza a nuestras vidas”, recalcó.

En su opinión, ahora deben “asegurarse de que no se den pasos que eviten la posibilidad de la paz en el futuro” y se hagan esfuerzos para mejorar “las vidas de los palestinos”.

“Estoy a favor de lo que sea humanitario. Estoy a favor de todo lo que construya la economía palestina”, agregó.

Lapid dejó claro que Israel “hará lo que sea necesario para defenderse”, y Borrell aseguró que la UE defiende “firmemente” su seguridad.

“Condenamos el terrorismo. Pero al mismo tiempo, esperamos que Israel ofrezca una perspectiva política para terminar con el conflicto”, apuntó el jefe de la diplomacia comunitaria.

REINICIAR LAS RELACIONES

En lo relativo a las relaciones bilaterales, Lapid también pidió “empezar de nuevo” y basarlas en “el optimismo”.

Fuentes diplomáticas consideraron que Lapid dejó una apreciación “positiva” entre los Veintisiete, en el sentido de retomar un ritmo de relación “más intenso” entre la UE e Israel.

Añadieron que la sensación que dejó el jefe de la diplomacia israelí es que se abre “una nueva etapa”, con posturas “más cerca” de las que mantiene la UE, en especial sobre la solución de dos Estados y los asentamientos.

La UE apoyará a israelíes y palestinos “en sus esfuerzos por reconstruir un proceso político significativo”, según Borrell, quien destacó que han “escuchado con interés las explicaciones del ministro de Exteriores y su buena voluntad de mejorar la vida diaria de los palestinos”.