Borrell alerta de la situación en Etiopía y envía una nueva misión al país

0
6
473486

UE ETIOPÍA

Bruselas, 3 abr (EFE).- El alto representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior y de Defensa, Josep Borrell, alertó este sábado de que la “alarmante” situación en Etiopía puede desestabilizar la región del Cuerno de África y anunció una nueva misión al país africano encabezada por el ministro de Exteriores finlandés, Pekka Haavisto.

“La situación humanitaria en la región etíope de Tigray sigue siendo muy grave. Este conflicto amenaza también con desestabilizar todo el Cuerno de África. He pedido al ministro de Relaciones Exteriores de Finlandia, Pekka Haavisto, que viaje a Etiopía para reiterar nuestras solicitudes al gobierno y evaluar la situación”, explicó Borrell en su blog.

Para la UE, “es prioritario” ayudar a detener los abusos de los derechos humanos en la región de Tigray y restaurar la paz en Etiopía, añadió el jefe de la diplomacia europea.

Según Borrell, en primer lugar deben cesar las hostilidades, y en segundo, se debe garantizar el acceso a la ayuda humanitaria a todas las personas necesitadas en todas las áreas.

En tercer lugar, añadió Borrell, “deben llevarse a cabo investigaciones sobre abusos a los derechos humanos” y, como cuarto objetico, la retirada de las tropas eritreas.

El alto representante de la UE reconoció en su blog que tras “muchas semanas de negación, el Gobierno etíope ha anunciado algunos pasos positivos” pero precisó que “para ser creíbles, deben materializarse rápidamente”.

En ese contexto, explicó que ha pedido a Haavisto que regrese a la región este fin de semana, visite Tigray, e informe el 22 de abril a los ministros europeos de Exteriores en una reunión en la que se debatirán “los pasos a seguir”.

En particular, el finlandés hablará con las autoridades etíopes de la crisis en Tigray y sus implicaciones regionales, según un comunicado del Servicio Europeo de Acción Exterior.

Además, pedirá a todas las partes que pongan fin a las hostilidades y respeten la legislación internacional humanitaria y sobre refugiados y que permitan las investigaciones independientes sobre los supuestos abusos a los derechos humanos.

También reiterará la necesidad de que las fuerzas eritreas se retiren de Tigray y abordará el asunto con la Unión Africana.

Para Borrell, la crisis de Tigray “no ha recibido la visibilidad adecuada en el escenario mundial hasta ahora”, aunque reconoció que recientemente el secretario de Estado estadounidense, Joe Blinken, denunció la “limpieza étnica” en la región y altos funcionarios de la ONU pidieron el fin de los ataques indiscriminados y selectivos contra civiles.