Nueva York.- El tradicional desfile nacional puertorriqueño en Nueva York fue escenario este 10 de junio para recordar que la isla caribeña continúa su lucha para recuperarse tras el paso del devastador huracán María y rendir tributo a los muertos que dejó a su paso.

Cientos de miles de puertorriqueños, de diversas partes del país, se congregaron como cada año a lo largo de la famosa Quinta Avenida para celebrar con orgullo sus aportes a EE.UU., pero para recordar además a los 4.645 boricuas que se alega perdieron la vida como consecuencia del huracán, en septiembre del año pasado, según un estudio.

La Universidad de Harvard, en colaboración con la Universidad de Puerto Rico, realizó un reporte, publicado el pasado mes en la revista científica New England Journal of Medicine, que revela que podrían haber muerto 4.645 puertorriqueños, muy por encima de los 64 que había reconocido el Gobierno de la isla.

Al son de la salsa y gran algarabía, la 61 edición del desfile, el primero tras el huracán, comenzó encabezado por su gran mariscal, el actor Esaí Morales, el ex-Yankee Jorge Posada como su padrino y otras figuras, entre ellos los primeros héroes que respondieron de inmediato a la recuperación, a los que se rindió tributo este año, bajo el lema “un pueblo, muchas voces”.

SHARE

Leave a Reply