Bolivia reporta 1.379 nuevos casos y 37 fallecidos por la covid-19

0
7
593406

CORONAVIRUS BOLIVIA

La Paz, 13 jul (EFE).- Bolivia reportó este martes 1.379 nuevos contagios y 37 fallecimientos por la covid-19 cuando el país mantiene el proceso de vacunación en medio de un descenso sostenido de contagios de la enfermedad tras un intenso tercer pico.

Esta jornada, los departamentos que presentaron más casos fueron Santa Cruz con 536, Cochabamba que registró 201, Chuquisaca que cuantificó 173 y La Paz con 140, mientras que las demás cinco regiones reportaron entre 10 y 165 nuevos contagios.

Con estos nuevos datos, Bolivia acumula desde el comienzo de la pandemia en marzo del año pasado 17.287 decesos y 456.815 casos confirmados de los que 56.087 se mantienen activos.

El proceso de vacunación ha alcanzado los 2.429.365 de primeras dosis aplicadas mientras que 821.391 son las segundas inoculadas, de entre unos 7,5 millones de personas que forman parte de la población vacunable, según ha estimado el Gobierno.

La vacunación, que comenzó a fines de enero, con los médicos en primera línea, enfermos crónicos y ancianos, ha sido ampliada progresivamente a maestros, transportistas y periodistas hasta que hace un par de semanas las autoridades decidieron la ampliación a mayores de 18 años.

Bolivia ha aplicado durante este proceso inmunizaciones del tipo Sinopharm, Sputnik V además de Pfizer y AstraZeneca, estas dos últimas llegadas al país gracias al mecanismo Covax de las Naciones Unidas.

Mediante esta última vía, también llegaron al país el pasado fin de semana más de un millón de vacunas de Jhonson & Jhonson que serán distribuidas principalmente en zonas rurales al tratarse de una sola dosis puesto a que al mismo tiempo supone un manejo más sencillo que aquellas de dos aplicaciones.

Regiones como Santa Cruz, la más poblada y más golpeada por la pandemia, están cerca de llegar al millón de vacunados aunque todavía los registros de contagios se mantienen un tanto elevados a comparación de otras regiones del país que han mostrado un decremento mayor.

Las autoridades regionales han pedido no bajar la guardia ante la enfermedad y mantener las medidas de bioseguridad en tanto la vacunación no alcance niveles más altos.

Bolivia viene de afrontar la tercera ola de contagios que se mantuvo alta durante mayo y junio con jornadas en las que los contagios superaron los 3.000 y los decesos sobrepasaron el centenar.