Bolivia en la cuarta ola, entre la relajación de la bioseguridad y la vacunación

0
1
740296

CORONAVIRUS BOLIVIA

La Paz, 19 nov (EFE).- Bolivia atraviesa el cuarto pico de contagios de la covid-19 entre la relajación de las medidas de bioseguridad, los recientes conflictos sociales y una relativa asistencia de la población a los centros de vacunación, en el marco del plan de inmunización a los mayores de 12 años.

A principios de este mes, las autoridades de sanidad confirmaron la llegada de un nuevo pico epidémico con un incremento lento pero sostenido de los casos que esta semana ha logrado sobrepasar la barrera del millar de contagios al día.

Aunque las nueve regiones del país han presentado incrementos de casos en la última semana, la letalidad es de apenas un 0,8 % en comparación con el primer pico de mediados de 2020 que fue de 6,2 %, además de la segunda y tercera ola del primer semestre de este año con registros del 2,7 % y 2,8 %, respectivamente.

NO BAJAR LA GUARDIA

A juicio del epidemiólogo español Víctor Quesada, que asesoró al Ministerio de Salud durante la segunda y tercera escalada de contagios, la aparición de nuevas olas son “algo habitual” aunque es necesario “mantener la alerta” para disminuir las consecuencias.

Actualmente, las medidas que han tomado Gobiernos como el boliviano han hecho “que se cuente con unidades de cuidados intensivos, medicamentos, diagnósticos y vacunas que marcan una diferencia en relación al inicio de la pandemia”, expresó a Efe.

Para Quesada esto no debe ser motivo de “demasiada relajación” cuando están en puerta las festividades de fin de año y cuando es preciso mejorar los registros de vacunación que se deben volcar “a aquellas personas que no han recibido ninguna vacuna” por sobre las dosis de refuerzo, resaltó.

El especialista consideró que es preciso una “estrategia segmentada por franja etaria” para acercarse adecuadamente a poblaciones de adolescentes o de adultos, con la colaboración de los médicos de “atención primaria” en poblaciones pequeñas.

VACUNACIÓN A DOS RITMOS

Según el Ministerio de Salud, Bolivia ha recibido 18 millones de vacunas entre compras y donaciones aplicando 8,2 millones de inoculaciones si se toma en cuenta la primera, segunda y tercera dosis, además de la administración de inmunizantes con dosis única.

La principal distinción en el proceso de vacunación, que comenzó a fines de enero pasado, radica en logros de inmunización todavía relativos en el área rural, a pesar de que el Gobierno afirmó que se alcanzó un 64,4 % de cobertura en primeras dosis y del 55,6 % con esquema completo.

No obstante, la vacunación que la semana pasada se amplió de los 16 a 12 años no ha tomado el impulso suficiente ya que en los puntos de vacunación la presencia de menores no se compara a los momentos en que habían filas en los centros de salud.

El Gobierno anunció esta jornada la llegada de 1,9 millones de dosis de la vacuna Moderna que se suman a las del tipo AstraZeneca, Pfizer y Janssen, gestionadas por el mecanismo Covax, y a las compras estatales de Sinopharm y Sputnik V.

SANTA CRUZ, LA MÁS AFECTADA

En este cuarto pico de contagios Santa Cruz, la mayor región del país, nuevamente encabeza los registros de contagios aunque esto “no está repercutiendo” en el colapso de unidades de cuidados intensivos, manifestó a Efe el coordinador de Redes Urbanas del Servicio Departamental de Salud, Jorge Quiróz.

Las terapias intermedias y de cuidados intensivos se han copado en un 50 %, algo que muestra que la vacunación “está dando resultados” con 36 puntos de inmmunización en la capital cruceña y 200 en el departamento, señaló.

Pese a esto, Quiróz sostuvo que se ha percibido un “proceso de relajación” en las medidas de bioseguridad acompañado de un “periodo de meseta” en la vacunación que se mantiene alrededor de los 10.000 inmunizados al día.

El Gobierno considera que los recientes conflictos sociales que se han centrado en esa región por nueve días “han restringido a la población” del acceso a pruebas de diagnóstico y vacunas bajo el argumento de que eso incidió en que los casos diarios de la covid-19 pasen de 170 a más de 600.

El cuarto pico también se ha manifestado en sitios como la cárcel de San Pedro, en La Paz, con 25 casos identificados, y Palmasola, en Santa Cruz, con 17 contagios, por lo que las autoridades han suspendido las visitas a esos recintos.

Bolivia acumula 19.049 decesos y 527.380 casos confirmados desde la llegada de la pandemia en marzo del año pasado mientras que 22.910 son los que se mantienen activos.

Gabriel Romano

740296740296