Blas Cantó promete una actuación en Eurovisión “emocionante, de menos a más”

0
8
512848

EUROVISIÓN 2021

Madrid, 6 may (EFE).- Con las maletas por fin hechas rumbo a la final de la 65 edición de Eurovisión, Blas Cantó prometió hoy una puesta en escena “emocionante”, que “va de menos a más”, acompañando su canción “Voy a quedarme”, que incluirá algunos “cambios significativos”.

Lo anunció en su despedida de la prensa española que no viajará al Ahoy Arena de Róterdam para asistir a la gran final del 22 de mayo y que se ha celebrado en el Teatro Monumental de Madrid, sede del Orquesta y Coro de RTVE.

Allí recordó cómo empezó a dar sus primeros pasos sobre el escenario con aproximadamente 4 años y cómo siendo aún un niño intentó representar a España en Eurovisión: primero en el Eurojúnior en 2004 y en 2011, ya en la versión adulta, como miembro de Auryn.

“Ese sueño se ha cumplido y este año voy a estar ahí, el sueño de aquel niño, de su familia, de los amigos y de la gente que veía que algo estaba pasando”, dijo tras cantar para los presentes en un formato muy sobrio, acompañado de un piano y una guitarra.

Cantó, que interpretó su tema candidato ante los periodistas, arrancó con la versión en inglés que presentó recientemente de “Voy a quedarme”, aunque aseguró que en el festival apostará por la versión íntegra en español.

“Somos los únicos que vamos a cantar en español y hay que llevar el idioma por bandera, entre otras cosas porque nos van a ver muchos latinos, que se van a sentir como en casa”, justificó.

Habrá además cambios “significativos y que no se esperan” en la segunda parte de la canción. “Nos dimos cuenta de que había partes muy apresuradas y hemos dado opción a los espacios”, confirmó sin querer desvelar muchos detalles más allá de que habrá un fragmento “a capella”.

“Quizás el año pasado el peso estaba en la producción. La historia creo que nadie la entendió nunca. Este año es todo lo contrario. Dejé a un lado esa actualidad, porque todos queremos sonar de vanguardia, y me metí más en lo que he sentido este año, que ha sido muy difícil para mí”, explicó sobre este tema creado en homenaje a su abuela, fallecida en 2020.

Será en una edición atípica por la covid-19, con solo 3.500 personas en el púbico y muchas restricciones para prevenir posibles brotes. “Y vamos a poner ahínco en estar más encerrados”, anticipó de su pase por la ciudad portuaria que acoge el festival.

En su comparecencia ante los periodistas interpretó otros temas como “La boheme” de Charles Aznavour y piezas de su repertorio personal como “In your bed” o su éxito “Él no soy yo”, que muchos “eurofans” vieron como el prototipo de canción ideal para Eurovisión.

En un año de “grandes producciones”, dijo que le atrae más lo que hay detrás de ellas y que, por ello, se siente “muy fan” de la francesa Barbara Pravi y su “Voilá”, una de las grandes favoritas al triunfo.

Respecto a su propia posición, aseguró que no le preocupa. “Parecerá raro que no le dé vueltas a la tabla, pero voy a quedar escrito en los libros de Eurovisión, me recordarán por haber representado a España en 2020 y 2021 y en mis sueños no cabía tanto, era todo más sencillo y me siento orgulloso”, alegó, antes de concluir que “una mala posición no te cambia la vida”.

Para él, aunque no negó la emoción que supondría una victoria, insistió en que lo importante es estar ahí. “A mí me ha dado la oportunidad de conocer a muchas personas que igual no me conocían. En Eurovisión te ponen cara y escuchan tu canción. Por eso es el momento también para los autores. Es una oportunidad para todos de crecer. Yo también he conocido a mucha gente”.

Antes de la final, que será retransmitida por La 1, RTVE también emitirá las semifinales de los días 18 y 20 de mayo por La 2. Además, proyectará en esa “gran semana” del festival la película “Eurovision”, nominada en la última edición de los Óscar por su banda sonora.

512848512848