Bin Salman se reúne con el enviado de EEUU para Yemen para impulsar el proceso paz

0
5
505460

YEMEN CONFLICTO

Riad, 30 abr (EFE).- El príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman, se reunió la madrugada de este viernes con el enviado especial de Estados Unidos para el Yemen, Tim Lenderking, que ha comenzado una visita en la región para impulsar un proceso de paz y un alto el fuego en el Yemen.

“Las dos partes revisaron durante la reunión los desarrollos en suelo yemení y los esfuerzos conjuntos para alcanzar una solución política a la crisis yemení”, según la agencia oficial de noticias saudí SPA.

La agencia no ofreció más detalles sobre la visita de Lenderking en el reino ni la agenda de estos días, en los que también tiene previsto viajar a Omán, mediador en el conflicto.

A la reunión asistieron el príncipe Jaled bin Salman bin Abdulaziz, viceministro de Defensa, la princesa Rima bint Bandar bin Sultan, embajadora saudí en Estados Unidos, así como el príncipe Faisal bin Farhan, ministro de Relaciones Exteriores y el embajador saudí en Yemen, Muhammad bin Saeed Al Jaber.

La visita de Lenderking se produce en un momento en el que el ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, termina también una gira que le ha llevado por Catar, Irak, Omán y Kuwait en medio de las negociaciones para el pacto nuclear de Viena y para buscar relajar el tono con su archienemigo Arabia Saudí.

El mes pasado Arabia Saudí propuso una tregua a los rebeldes chiíes hutíes, respaldados por Irán, aunque desde ese momento la violencia en el terreno, en el frente de la provincia yemení de Marib, se intensificó entre los insurgentes y las fuerzas del Gobierno yemení reconocido internacionalmente, respaldado por Riad.

El Yemen está inmerso en una cruenta guerra desde finales de 2014, cuando los rebeldes hutíes conquistaron amplias zonas del oeste y el norte del país, incluida la capital, Saná, de la que expulsaron al Gobierno internacionalmente reconocido de Abdo Rabu Mansur Hadi.

El conflicto se agravó en 2015 con la intervención de países árabes en apoyo de Hadi hasta el punto de que la ONU considera la situación en el país como la mayor tragedia humanitaria del planeta, con alrededor del 80 % de su población necesitada de algún tipo de asistencia para cubrir sus necesidades básicas.