Bielorrusia abandona la Asociación Oriental y veta a los funcionarios de la UE

0
48
575021

BIELORRUSIA SANCIONES

Moscú, 28 jun (EFE).- Bielorrusia anunció hoy que suspende su participación en el programa de Asociación Oriental con la Unión Europea y veta a los funcionarios europeos implicados en las sanciones impuestas contra el régimen de Alexandr Lukashenko.

Así lo comunicó este lunes el Ministerio de Exteriores de la república exsoviética en un comunicado, en el que se agrega que el representante de la UE en Minsk, Dirk Schuebel, fue citado a la Cancillería.

La respuesta bielorrusa a las sanciones europeas también prevé prohibir la entrada en la exrepública soviética a aquellos funcionarios europeos que han “contribuido a la imposición de medidas restrictivas contra Bielorrusia”.

El Consejo de la Unión Europea impuso el jueves pasado sanciones económicas a Bielorrusia ante la escalada de las violaciones de los derechos humanos y la represión violenta de la sociedad civil, la oposición democrática y la prensa.

Las sanciones, que responden también al aterrizaje forzado en Minsk el mes pasado de un avión de Ryanair para detener al periodista opositor Román Protasevich y su acompañante, incluyen la restricción del comercio de productos del petróleo, potasa y bienes empleados en la fabricación de productos del tabaco.

La respuesta bielorrusa anunciada hoy prevé también la llamada a consultas del representante del país en Bruselas.

Mientras, a Schuebel se le “recomendó” partir a Bruselas para consultas a fin de transmitir a los dirigentes europeos la “inadmisibilidad de las presiones y las sanciones” contra Minsk.

Bielorrusia formaba parte del programa de la Asociación Oriental con la UE, que también integran Ucrania, Georgia, Armenia, Azerbaiyán y Moldavia, desde su creación en 2009.

Según Exteriores bielorruso, las actuales sanciones europeas no le permiten al país continuar con sus compromisos en el marco de las iniciativas comunes con la UE.

La Cancillería subraya que el fin de esos programas “afectará negativamente la cooperación con los Veintisiete en los ámbitos de la lucha contra la inmigración ilegal y el crimen organizado”.

Además, “la parte bielorrusa continúa elaborando otras medidas de respuesta, también de índole económica”, que podrían darse a conocer más adelante, apuntó Exteriores.

La Unión Europea ha apoyado las protestas pacíficas de la oposición contra el fraude en las elecciones presidenciales de agosto de 2020 y, desde entonces, ha demandado su repetición y la liberación de los presos políticos.

Según los expertos consultados por Efe, las pérdidas para la economía bielorrusa por las sanciones europeas ascenderán a 10.000 millones de dólares.