Biden revertirá orden de Trump que rebajó estándares contra contaminación

0
6
500648

CONTAMINACIÓN

Los Ángeles, 26 abr (EFE News).- La Agencia de Protección Ambiental (EPA, en inglés) de EE.UU. anunció este lunes que revertirá una orden del expresidente Donald Trump (2017-2021) que prohibió al estado de California imponer sus propios estándares contra las emisiones contaminantes de vehículos, más estrictos que los requeridos por el Gobierno federal.

California podía regular los límites de contaminación dentro de sus fronteras estatales desde hacía décadas hasta que en 2019 Trump eliminó esa exención durante una visita a Los Ángeles.

El administrador de la EPA, Michael Regan, explicó este lunes en un comunicado que cree “firmemente” en la autoridad estatuaria de California para liderar al país en la lucha contra la crisis climática.

Además, el jefe de la agencia medioambiental de EE.UU. consideró que la decisión de Trump en 2019 de revocar la exención del estado para hacer cumplir sus estándares de contaminación de gases de efecto invernadero para automóviles y camiones “fue legalmente dudosa y un ataque a la salud y el bienestar del público”.

“Hoy cumplimos con la clara dirección del presidente Biden de abordar la crisis climática dando un gran paso adelante para restaurar el liderazgo estatal y avanzar en los objetivos de reducción de la contaminación por gases de efecto invernadero de la EPA”, agregó.

La EPA inició así este lunes un periodo de comentarios públicos hasta el próximo 2 de junio, fecha en la que la agencia celebrará una audiencia pública virtual.

Después de este proceso burocrático, la agencia tiene la intención de rescindir la decisión de la Administración de Trump.

La acción de la EPA tiene importancia nacional ya que el transporte sigue siendo la mayor fuente de emisiones en Estados Unidos y California, con casi 40 millones de personas, es el mercado automotriz más grande del país.

La capacidad de California para establecer sus propias reglas de contaminación de automóviles, exención única en Estados Unidos, ha influido en la política federal durante décadas, lo que ha llevado a estándares nacionales más estrictos.