Betis y Barça, a dos bandas

0
5
501518

FÚTBOL BETIS

Sevilla, 28 abr (EFE).- La gran temporada de los dos laterales del Betis, Emerson ‘Royal’ por la derecha y Juan Miranda por el costado zurdo, no ha pasado desapercibida para nadie y, menos que para ninguno, para el Barcelona, con una opción sobre el brasileño el próximo junio y también propietario de los derechos del carrilero sevillano de Olivares.

Aunque ambos no se han recatado en tirar de manual y afirmar que su única prioridad compartida en estos momentos es el Betis y su clasificación europea, lo cierto es que la acciones de ambos futbolistas han cotizado al alza y, a buen seguro, serán protagonistas de movimientos en el próximo y limitado mercado de fichajes.

En tiempos de turbación económica por los recortes impuestos por la pandemia, podrían entrar en acción maniobras, más de que ingeniería, de metafísica financiera en la que los dos laterales hoy béticos podrían continuar, cambiar de aires hacia Barcelona o entrar en operaciones con terceros clubes.

Emerson Aparecido Leite de Souza, que el pasado enero cumplió 22 años, llegó al Betis en 2019 procedente del Atlético Mineiro de su país en una operación conjunta con el Barcelona por la que el conjunto bético lo tendría en sus filas hasta junio de 2021, con un coste compartido de doce millones de euros y una cláusula por la que los barcelonistas deberían pagar unos nueve a los béticos si quisieran hacerse con los servicios del de Sao Paulo.

Emerson se ha hecho dueño del carril diestro bético y ha crecido exponencialmente, sobre todo en esta temporada de la mano del chileno Manuel Pellegrini, con el que ha disputado 2698 minutos en 33 partidos en los que, además, ha marcado dos goles, dado tres asistencias y, como ha evidenciado en citas de prestigio como la de la pasada jornada ante el Real Madrid, ha crecido en enjundia y cogido cuerpo de gran jugador en su omnipresencia.

“Tranquilo y disfrutando” en Sevilla, como dijo a los medios del club, Emerson aparece como una de las opciones más sugestivas de un mercado mediatizado en el que su salida del Betis podría ser hacia el Barcelona o entrar en operaciones con otros clubes, en cuyo caso la entidad verdiblanca se habría reservado un porcentaje que, según diversas fuentes, podría rondar el cincuenta por ciento.

Una de las variables de esta operación podría estar en la otra banda del mismo Benito Villamarín, en la que se ha asentado con cada vez más galones el lateral zurdo Juan Miranda, quien se ha disputado la titularidad con Álex Moreno y que ha jugado hasta el momento 18 partidos, 14 de salida, con un gol y una asistencia.

Más que los datos, el carrilero, que el pasado enero cumplió 21 años, también ha evidenciado una gran capacidad de crecimiento y de absorción de las exigencias defensivas del chileno Manuel Pellegrini, quien ha optado por su concurso y le ha hecho también coger galones y confianza a la hora de subir y ponerla.

Nacido en Olivares y formado en la cantera del Betis, Miranda pasó en 2015 a La Masía y, tras debutar en el filial azulgrana en 2017 y con el primer equipo un año más tarde, en 2019 fue cedido por dos años al Schalke 04 alemán, aunque al final del primero de ellos regresó para ser cedido al equipo verdiblanco.

El carrilero olivarense podría volver el próximo verano al Barcelona o proseguir un año más su crecimiento en el club en el que se formó y con el que ha mostrado un compromiso que se tradujo en sus lágrimas tras la eliminación ante el Athlétic de Bilbao en la tanda de penaltis de los cuartos de final de la Copa del Rey.

Otra de las variables que podrían entrar en las distintas operaciones entre el Barcelona y el Betis podría estar en las cláusulas de la operación por la que el defensa dominicano Júnior Firpo recaló hace dos temporadas en Can Barça con un contrato por cinco años en una operación valorada en 18 millones de euros fijos más otros 12 millones en variables: tan voluble como todo en el fútbol de hoy, pura metafísica empresarial.

Carlos del Barco