Washington.- El exasesor de la Casa Blanca Steve Bannon negó sus supuestas críticas al hijo mayor del presidente Donald Trump y le pidió perdón profusamente por no haber respondido antes al incendiario libro “Fire and Fury” (‘Fuego y Furia’).

Cuatro días después de que Trump rompiera con él en un durísimo comunicado de la Casa Blanca, Bannon envió a los medios una nota en la que se disculpa por no haber desmentido antes la información “errónea” contenida en el polémico libro de Michael Wolff.

Además, el exasesor se prodigó en elogios a Donald Jr., del que dijo que es un “patriota”, un “buen hombre” y que “ha sido incesante en la defensa de su padre y de la agenda que ha permitido darle la vuelta al país”.

Leave a Reply