Bangladesh cierra los ojos a las violaciones de derechos humanos, dice HRW

0
7
794441

D.HUMANOS INFORME BANGLADESH

Dacca, 13 ene (EFE).- La organización Human Rights Watch (HRW) denunció este jueves que el Gobierno de Bangladesh evitó tomar acciones para corregir el patrón de abusos graves de los derechos humanos, incluyendo asesinatos extrajudiciales y desapariciones forzosas, y utilizó la pandemia para acallar voces críticas.

“Las autoridades de Bangladesh utilizaron la pandemia de la covid-19 para enviar el escalofriante mensaje de que las críticas a la gobernante Liga Awami serán castigadas”, dijo el director para Asia de la organización, Brad Adams, con motivo de la publicación del informe global de HRW.

Según el informe, el Gobierno de la primera ministra, Sheikh Hasina, continuó reprimiendo a periodistas y voces críticas con las autoridades.

El escritor bangladesí Mushtaq Ahmed falleció el año pasado en prisión tras haber permanecido detenido preventivamente durante nueve meses tras publicar en Facebook un mensaje crítico con la respuesta del Gobierno a la pandemia del coronavirus, destacó HRW.

La organización también destacó el caso del dibujante Ahmed Kabir Kishore, arrestado bajo cargos similares, que alegó haber sido torturado.

HRW se mostró especialmente preocupada por el uso indiscriminado de la Ley de Seguridad Digital (DSA), calificada de “draconiana” por organizaciones pro derechos humanos, que ha puesto en peligro la libertad de expresión en el país.

El traslado de decenas de miles de rohinyás a una isla desierta y la violencia contra la minoría hindú el pasado octubre fueron también episodios que HRW destacó como inquietantes.

La organización señaló además que las agencias de seguridad bangladesíes han sido “creíblemente acusadas de tortura y maltrato de detenidos y sospechosos”.

El Gobierno bangladesí, por su parte, negó categóricamente las acusaciones de violaciones de derechos humanos.

“HRW siempre está enfocado en la propaganda. Es absurdo, en este país respetamos los derechos de las personas”, dijo a Efe el ministro de Asuntos de la Guerra de Liberación, Mozammel Haque.

El pasado 10 de diciembre, Estados Unidos impuso sanciones contra el cuerpo policial de elite bangladesí Batallón de Acción Rápida (RAB, en inglés) por su papel en violaciones de derechos humanos, y por estar acusado junto con otras agencias en unos 600 asesinatos extrajudiciales desde 2018.