Avanza en Arizona ley de matrículas universitarias reducidas para “soñadores”

0
15
512506

EDUCACIÓN

Washington, 6 may (EFE News).- La Cámara de Representantes de Arizona, donde los republicanos tienen mayoría, ha aprobado un proyecto de ley que permitiría a los jóvenes indocumentados que terminen el bachillerato en el estado pagar matrícula reducida para estudiar en las universidades estatales.

En Arizona, al igual que en muchos otros estados, los estudiantes sin estatus migratorio legal o beneficiarios de la Acción Diferida (DACA) que desean seguir cursos en instituciones del estado deben pagar actualmente matrículas hasta tres veces más altas que quienes son residentes legales en ese estado.

Esto imposibilita que cientos jóvenes cada año puedan estudiar una carrera universitaria.

Los legisladores aprobaron este miércoles por 32 votos a favor y 28 en contra el avance del proyecto de ley de matrículas, que pasará ahora a una segunda lectura ante la Asamblea Legislativa.

Si la iniciativa pasa la segunda y tercera lecturas se añadirá a las propuestas sometidas a plebiscito en las elecciones de noviembre de 2022.

Más de 130 dirigentes empresariales, religiosos y cívicos habían publicado una carta instando al presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Russell Bowers, a que pusiera la iniciativa a voto en el pleno de la Cámara.

Miles de estudiantes indocumentados fueron afectados por la Propuesta 300, que prohíbe que cualquier persona que viva en Arizona sin un estatus migratorio legal reciba beneficios públicos.

La propuesta SCR 1044 ya fue aprobada por el Senado y ahora solo resta que concluya el trámite en la Cámara de Representantes para ir a consulta popular en 2022.

Bob Worsely, copresidente de la seccional regional de la Coalición Empresarial para Inmigración (ABIC), agradeció a los legisladores por su apoyo a las “soluciones de sentido común” para los “soñadores” de Arizona.

Dallin Adams, directora de la coalición, indicó que “estos estudiantes son esenciales para el futuro de Arizona, y no se les debería privar de las oportunidades de educación sólo por las discrepancias partidistas”.