Autoridades advierte a la población de P.Rico ante altas temperaturas

0
26
99730

PUERTO RICO METEOROLOGÍA

San Juan, 15 may (EFEUSA).- Las autoridades de emergencia de Puerto Rico han advertido a la población sobre las medidas a tomar ante las altas temperaturas que registra la isla, donde ayer, en el aeropuerto de San Juan, se midió la temperatura más alta desde 1977.

La isla se encuentra técnicamente bajo una sequía moderada.

El negociado del Cuerpo de Emergencias Médicas (NCEM) y el de Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (NMEAD) advirtieron este miércoles, ante las altas temperaturas que se han registrado estos días en la isla, que la ciudadanía debe tomar precauciones como estar atentos a los síntomas de la conocida como la enfermedad del calor e hidratarse constantemente.

El aeropuerto de San Juan registró este martes 93 grados fahrenheit, la máxima temperatura más alta desde 1977.

Así lo informó el Servicio Nacional de Meteorología de la capital puertorriqueña.

La última vez que el aeropuerto internacional Luis Muñoz Marín registró esta temperatura fue hace 42 años.

“Se espera que durante el resto de la semana el panorama sea parecido e incluso más caluroso, si tomamos en cuenta el índice de calor. Es importante que la ciudadanía tome las precauciones necesarias para evitar situaciones que luego puedan lamentar”, explicó en un comunicado, este miércoles, el comisionado del NMEAD, Carlos Acevedo.

Acevedo recomendó a las personas a monitorear constantemente las temperaturas durante los próximos días y durante el verano, además de estar atentos a los boletines meteorológicos.

“Es importante que los ciudadanos reconozcan los signos de ‘la enfermedad del calor’ y puedan identificarlos para evitar situaciones que lamentar. Algunos de los síntomas incluyen dolor de cabeza, sed y calambres musculares, así como debilidad, náusea y fatiga. Si una persona percibe esta sintomatología, debe hidratarse de inmediato y buscar atención médica”, indicó el comisionado del NCEM, Guillermo Torruella.

Los funcionarios enumeraron una serie de consejos para evitar contratiempos o situaciones que puedan resultar en una emergencia en días de altas temperaturas.

Entre ellos destaca el de mantenerse hidratado, consumir más agua de la habitual y evitar las bebidas alcohólicas, así como aquellas que contengan alta cantidad de azúcar.

A su vez, pidieron que se recuerde que los niños y las mascotas no deben ser dejados desatendidos en automóviles bajo ninguna circunstancia y tomar precauciones adicionales al realizar actividades en el exterior.

También indicaron la conveniencia de vestir ropa ligera, de colores claros y que permita transpirar; usar protección solar y tomar descansos frecuentes en áreas ventiladas y bajo sombra.

Las autoridades también señalaron que se debe prestar especial atención a los niños, las personas de edad avanzada y con condiciones médicas, además de asegurarse que el hogar tenga ventilación adecuada, que vistan ropa fresca y tengan suficiente fuente de hidratación (agua, frutas, etcétera).

Las personas que trabajan al aire libre o pasan mucho tiempo en el exterior deben tener agua fresca disponible en todo momento. Además, deben conocer los síntomas de un golpe de calor y tomar descansos frecuentes en áreas de sombra y frescas.

En relación a las mascotas recordaron la necesidad de tener siempre un lugar donde pueda resguardarse del sol y agua fresca en todo momento y llevar a cabo su paseo diario en horas de la mañana o al anochecer, cuando las temperaturas son más frescas.

El porcentaje de sequía moderada en Puerto Rico se mantuvo durante una semana en 15,92 %, según el último dato del Monitor de Sequía de Estados Unidos.

La sequía moderada significa que algunos pastizales o cultivos han sido dañados, y que las fuentes, corrientes, embalses o pozos están bajos, y se están desarrollando condiciones de escasez de agua o están por desarrollar.

De acuerdo con una imagen publicada por el Monitor de Sequía de los Estados Unidos, 19 de los 78 municipios, en su mayoría en la zona central y sur de la isla, permanecen con sequía moderada.

Asimismo, el porcentaje de sequedad en la isla se mantuvo también en 55,71 por ciento, un aumento en relación a hace dos semanas, cuando el grado estaba en 50,81 por ciento.

Del mismo modo, y según el más reciente informe del Monitor de Sequía de Estados Unidos, la población estimada en zonas de sequía aumentó de 397.062 personas a 457.655.

Hace varias semanas, el comisionado del Negociado del Cuerpo de Bomberos de Puerto Rico, Alberto Cruz, exhortó a la ciudadanía a tomar las debidas precauciones para evitar daños a sus residencias ante los posibles incendios que podrían originarse en pastizales por la sequía en el área sur y suroeste de la isla.

SHARE

Leave a Reply