Australia multa a 12 medios por informar sobre la condena del cardenal Pell

0
6
547207

AUSTRALIA PELL

Sídney (Australia), 4 jun (EFE).- Doce medios de comunicación de Australia fueron condenados este viernes a pagar una multa combinada de unos 843.000 dólares por saltarse una orden judicial que les prohibía informar sobre la condena por pederastia impuesta en 2018 al cardenal George Pell, exministro de Finanzas del Vaticano.

Entre los medios condenados por el juez John Dixon del Tribunal Supremo del estado australiano de Victoria se cuentan publicaciones importantes como los diarios The Age, el Sydney Morning Herald o el Australian Financial Review, así como el tabloide Daily Telegraph y el portal news.com.au, del grupo mediático magnate Rupert Murdoch.

Según la sentencia emitida en una vista virtual en la ciudad de Melbourne a la que accedió Efe, las multas varían entre los 1.000 dólares australianos (unos 766 dólares o 632 euros) a 450.000 dólares australianos (344.603 dólares estadounidenses o 284.190 euros).

Además los medios también deberán asumir por este desacato en el caso Pell, quien fue absuelto el año pasado de los cargos de pederastia, los costes legales de 650.000 dólares australianos (498.118 dólares estadounidenses o 410.717 euros).

CULPABILIDAD PARA PROTEGER A PERIODISTAS

La prohibición emitida en 2018 de informar sobre el juicio se tomó debido a que Pell estaba acusado en otro caso que finalmente fue desestimado, aunque la mayoría de los medios extranjeros se saltaron la orden y los nacionales buscaron fórmulas para informar indirectamente.

Tabloides como el Herald Sun escribieron en su portada “Censurado”, con enormes letras blancas sobre un fondo negro”, acompañado de un texto en el que se leía: “El mundo está leyendo esta historia importante que es relevante para Victoria”.

Por su lado, The Age titulaba “¿Porqué los medios no pueden informar en un caso de alto perfil”, y además publicó el editorial titulado “El desenfrenado uso de las órdenes de supresión se ha vuelto absurdo” al apuntar que en la era digital, la información periodística está disponible mundialmente y se amplifica en las redes sociales.

Esas publicaciones motivaron que la Fiscalía demandara en marzo de 2019 a esta docena de medios y a más de una veintena de periodistas, editores, presentadores, entre otros, lo que dio inicio a una larga batalla judicial, que tuvo un giro en febrero pasado cuando los doce medios se declararon culpables de los 21 cargos de desacato.

Al explicar su fallo, el juez Dixon subrayó este viernes que éstos no lo hicieron porque sentían “remordimiento y arrepentimiento”, sino que intentaron “proteger” a sus empleados, entre ellos periodistas, y editores, de ser condenados por desacato.

DESAFíO FLAGRANTE Y DELIBERADO

El juez Dixon también explicó en su fallo de 114 folios que estos medios al desacatar la orden judicial “usurparon la función del tribunal en la protección de una adecuada administración de la justicia”.

El magistrado agregó que con sus acciones, los medios buscaron “determinar dónde debe estar el equilibrio entre el derecho de Pell a un segundo juicio justo (por cargos separados) por un jurado imparcial, y el derecho del público a saber lo que sucedió en el juicio de la catedral”, de acuerdo al resumen del fallo.

Asimismo, el magistrado apuntó que, en particular, la cobertura de News Life media (news.com.au) y The Age Company (The Age) constituyeron “un desafío flagrante y deliberado a la autoridad del tribunal, ya que cada uno de ellos asumió un riesgo deliberado al promover intencionadamente un ataque colateral al papel de las órdenes de supresión en el sistema de justicia penal de Victoria”.

Por ello, The Age Company recibió la multa máxima de 450.000 dólares australianos (344.603 dólares estadounidenses o 284.190 euros), mientras que News Life Media deberá pagar 400.000 dólares australianos (306.520 dólares estadounidenses o 252.690 euros).

La orden de supresión- que fue emitida en diciembre 2018 cuando se determinó la culpabilidad de Pell, ex número 3 del Vaticano, en uno de dos procesos por el abuso sexual de dos menores en la década de 1990- fue formalmente levantada en febrero de 2019 al quedar sobreseído el otro juicio.

Pell fue condenado más tarde a seis años de prisión por cinco cargos de abuso sexual, fallo ratificado en agosto de 2019, pero revertido en abril de 2020 por la máxima instancia judicial de Australia.