Aumentan casos de coronavirus en frigoríficos de Nebraska pese a precauciones

0
34
217376

FRIGORÍFICOS

Denver (CO), 28 abr (EFE News).- A pesar de numerosas medidas para evitar la difusión del coronavirus entre los empleados de los frigoríficos en Nebraska, cada vez son más los trabajadores de esos establecimientos afectados por el virus, lo que podría causar el cierre temporal de importantes plantas de procesamiento de carne en los próximos días.

Según la información difundida por el Departamento de Salud de Nebraska sobre la base de reportes preparados por las autoridades sanitarias locales, el problema ya no se concentra en la zona de Grand Island (Condado Hall), sino que impacta a condados en todo el estado.

Por ejemplo, el frigorífico de la empresa Smithfield en Crete (una localidad de 7.000 personas en el Condado Saline) ya registró 50 contagios hasta este lunes y si los números aumentan ese establecimiento sería el primero en Nebraska en cerrar sus puertas, quizá incluso este miércoles.

Cabe mencionar que hace dos días Smithfield cerró una planta procesadora de cerdos en Illinois y otra en Carolina del Norte, así como su frigorífico en Sioux Falls, Dakota del Sur. Pero, al contrario de lo que sucede en esos estados e incluso en estados colindantes con Nebraska (como Colorado), los frigoríficos de Nebraska siguen operando.

En ese contexto, según las autoridades de salud estatales, los casos de contagios en frigoríficos y de allí a la comunidad en los condados Hall, Dakota y Dawson ya representan más de la mitad (53 %) de los casos de coronavirus en Nebraska.

Y de los 87 casos de COVID-19 detectados en el Condado Saline, 47 se originaron en la planta de Smithfield, según el Distrito de Soluciones de Salud Pública de ese condado. Pero la situación podría ser peor, ya que 170 residentes con síntomas de coronavirus se hicieron sus exámenes de salud durante el fin de semana sin que aún se les hayan dado sus resultados.

Los exámenes realizados la semana pasada en Crete determinaron que 42 % de las personas examinadas dieron positivo por coronavirus. Según Pat López, directora interina del Departamento de Salud de los Condados Lincoln-Lancaster, Smithfield “identificó trabajadores potencialmente en riesgo de contagio” y les impidió presentarse a trabajar.

En otro condado, el Departamento de Salud Pública de Elkhorn Logan Valley detectó (hasta el domingo pasado) 58 casos en el frigorífico de Tyson en Madison, con docenas de exámenes realizados y con resultados pendientes.

El pasado jueves, el gobernador de Nebraska, Pete Ricketts, advirtió que el cierre de los frigoríficos llevaría a “disturbios civiles” debido a la pérdida del aporte económico que esos negocios ofrecen a Nebraska.

Y este lunes, Ricketts, aunque reconociendo que ya son cientos los empleados de frigoríficos contagiados en Nebraska (mayormente inmigrantes latinos, africanos y asiáticos), rechazó la idea de imponer nuevas condiciones para las operaciones de esos establecimientos.

De hecho, Nebraska es uno de los ocho estados sin requisito a nivel estatal de quedarse en cuarentena.

A partir del lunes 4 de mayo se levantarán la mayoría de las restricciones existentes incluso en aquellos lugares como los condados Hall, Dawson y Dakota donde el índice de contagio es 15 veces superior al del resto del estado y 5 veces superior al promedio nacional, según el Departamento de Salud del Distrito de Nebraska.

Durante un encuentro este martes en la Casa Blanca con el gobernador de Florida, Ron De Santis, el Donald Trump adelantó que pronto firmará un decreto para proteger el suministro de carne en el país, dos días después de que una de las mayores firmas del sector, Tyson Foods, alertara de que “millones de libras de carne” iban a desaparecer de la cadena alimenticia debido a los cierres de plantas procesadoras.

El mandatario planea emitir, probablemente este mismo martes, una orden para que las plantas productoras y procesadoras de carne se mantengan abiertas, indicó a Efe una persona familiarizada con el contenido del decreto.

217376

Leave a Reply