Asesino serial de niños fallece de cáncer en espera de su ejecución

0
20
468133

SUCESOS

Los Ángeles, 29 mar (EFE News).- Un asesino serial condenado a muerte por matar a cinco personas, entre ellos un niño hispano, murió a causa de un tumor cerebral, donde esperaba a ser ejecutado, informaron este lunes las autoridades

Joseph Edward Duncan, de 58 años, murió este domingo en un hospital en Terra Haute, en Indiana, mientras esperaba su ejecución y cumplía varias cadenas perpetuas en una prisión federal, según informó la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Riverside, California.

Duncan fue declarado culpable de matar a cuatro miembros de una familia en Idaho, en 2005.

El convicto secuestró a dos pequeños hermanos, Dylan y Shasta Groene, de la casa de la familia y los torturó antes de matar a Dylan.

Shasta fue rescatada cuando Duncan se detuvo en un restaurante en Coeur d’Alene, en Idaho, y los trabajadores reconocieron a la niña desaparecida.

Después de esa condena, Duncan fue extraditado al sur de California para ser juzgado por la muerte en 1997 de Anthony Martínez, de 10 años, de una ciudad en el condado de Riverside.

Las pruebas de ADN vincularon a Duncan con el crimen, que terminó declarándose culpable.

Anthony fue secuestrado mientras jugaba en el patio de un vecino con su hermano y algunos amigos el 4 de abril de 1997.

Duncan inicialmente trató de secuestrar al hermano de Anthony, quien logró liberarse con la ayuda de la víctima, que terminó siendo obligada a entrar a un automóvil, según explicó la Fiscalía de Riverside.

Un guardabosques encontró el cuerpo de Anthony en las afueras del Parque Nacional Joshua Tree aproximadamente dos semanas después de su secuestro.

Duncan, de 58 años, había sido diagnosticado con cáncer cerebral terminal y se sometió a una cirugía en octubre del año pasado.

“Si bien me hubiera gustado presenciar su ejecución, sabiendo que ahora está ante Dios siendo responsable por lo que ha hecho, lo que le hizo a mi hijo y los horribles crímenes que cometió con los demás, esa es la verdadera justicia”, dijo Ernesto Martínez, padre de Anthony, en un comunicado.