Ascienden a siete los muertos en los dos atentados en la capital de Uganda

0
2
737596

UGANDA TERRORISMO

Nairobi, 17 nov (EFE).- El número de muertos por los dos ataques terroristas que sacudieron ayer, martes, la capital de Uganda, Kampala, ascendió a siete (incluyendo los tres terroristas suicidas) después de que una de las víctimas sucumbiera a sus heridas, confirmó hoy la Policía.

“Queremos confirmar a la población que una de las víctimas de la explosión de la bomba en la Avenida del Parlamento, identificado como Katana George, sucumbió a las heridas críticas que sufrió en el lugar”, dijo a través de Twitter el portavoz del cuerpo, Fred Enanga.

Tres terroristas suicidas provocaron dos explosiones con pocos minutos de diferencia en el centro de Kampala -en el que supone el sexto incidente de este tipo que golpea al país en menos de un mes- dejando a 33 personas heridas según los últimos datos facilitados por la Policía ugandesa.

Según explicó este miércoles Enanga, el primer ataque se produjo cerca de la comisaría central de la Policía.

“Las cámaras de seguridad muestran claramente cómo un hombre adulto se inmoló e hirió a los policías y a civiles que estaban en un radio de 30 metros”, detalló el portavoz.

“Según las grabaciones, la segunda explosión ocurrió tres minutos después en la avenida del Parlamento, cuando dos motoristas hicieron estallar las bombas que llevaban encima”, añadió Enanga.

Además, los agentes lograron evitar que un cuarto atacante se hiciera explotar tras dispararle e interceptarlo en el barrio de Bwaise, en el norte de la ciudad.

El grupo terrorista Estado Islámico (EI) se atribuyó la autoría de los ataques a través de sus canales de comunicación e internet.

Sin embargo, las autoridades ugandesas sospechan que las Fuerzas Democráticas Aliadas (ADF), un grupo rebelde de origen ugandés que actualmente opera en el noreste de la vecina República Democrática del Congo (RDC), están detrás de ambos atentados.

Los objetivos de esta milicia son difusos más allá de una posible conexión con la organización terrorista EI, que en ocasiones se responsabiliza de sus ataques.

Aunque el Grupo de Expertos en RDC de la ONU indicó no haber hallado pruebas de un apoyo directo del EI a las ADF, Estados Unidos identifica a estos rebeldes como una “organización terrorista extranjera” afiliada al grupo yihadista desde marzo pasado.

La semana pasada, durante una reunión con los directores de las fundaciones Bridgeway y Buffet, involucradas en la seguridad de la región de los Grandes Lagos, el presidente ugandés, Yoweri Museveni, expresó su disponibilidad para ayudar al Ejército de la RDC a “derrotar” a las ADF.