Asamblea Euro-Latinoamericana pide que gobiernos apoyen liberar la patente

0
7
512875

UE EUROLAT

Bruselas, 6 may (EFE).- Los presidentes de la Asamblea Parlamentaria EuroLat -que reúne a 150 diputados de la Eurocámara y de varios parlamentos latinoamericanos- pidieron a los gobiernos de ambas regiones que “impulsen” la liberalización de las patentes de las vacunas contra la Covid-19, tras la disposición que ha mostrado el presidente estadounidense, Joe Biden.

“Damos la bienvenida a la posición manifestada por el presidente Joe Biden de Estados Unidos y exhortamos a los gobiernos de ambas regiones a impulsar el levantamiento con carácter excepcional y temporal de las patentes para las vacunas y medicamentos para tratar la COVID-19”, dijeron el eurodiputado Javi López y el diputado colombiano Oscar Darío Pérez Pineda.

“Salir de la crisis requiere un esfuerzo conjunto y solidario, garantizando que las vacunas se distribuyan de forma justa y equitativa, universal y gratuitamente por todo el planeta”, manifestaron.

En una declaración que puso fin a cuatro jornadas en las que los diputados se centraron en la necesidad de la cooperación internacional para afrontar la crisis sanitaria, los coopresidentes de EuroLat dijeron que “para lograr una solución real de la pandemia no basta con la inmunización de la población de unos pocos países”.

“Mientras el virus se mantenga y siga circulando por los demás, aparecerán nuevas variantes con el riesgo de que no puedan ser combatidas por las vacunas”, añadieron.

CONTROL DE EXPORTACIONES

Pese a que el control de las exportaciones que ejerce la Comisión Europea sobre las vacunas producidas en su territorio excluye a los fármacos que se ceden bajo la iniciativa COVAX, López y Darío Pérez pidieron a Bruselas que no renueve la vigencia de este mecanismo cuando concluya en junio.

Y es que aunque la UE ha autorizado la exportación de “alrededor de 6 millones de dosis a 11 países latinoamericanos y caribeños”, COVAX tiene inyecciones “para apenas el 20 % de la población mundial”, dijeron.

Además, “también hay una cuestión geopolítica de fondo”, subrayó López en declaraciones a EFE, pidiendo a la UE “estar presente en el proceso de vacunación” en Latinoamérica.

“Aunque la declaración rechaza el uso político que hacen algunos (países) del proceso de vacunación, cabe reconocer la importancia que tiene ayudar en momentos traumáticos, porque queda marcado en las sociedades” quién les echa una mano en una crisis sanitaria como esta, continuó el eurodiputado, señalando que el 70 % de las vacunas que se distribuyen hoy en Latinoamérica provienen de China.

MAYOR COOPERACIÓN REGIONAL

La declaración también subraya lo “imprescindible” que es “fortalecer la cooperación en América Latina y el Caribe para afrontar la crisis de la pandemia COVID-19” y garantizar el suministro a la población de vacunas suficientes.

En su conversación con EFE, López aseguró que “la cooperación regional está bajo mínimos en Latinoamérica”, una región “que ha vivido una fuerte fragmentación durante los últimos años” y en la que los espacios para la colaboración “han quedado muy politizados”.

“Obviamente, una pandemia como la que hemos vivido el último año requiere de cooperación regional. Por eso para los europeos ha sido tan útil la Unión Europea, que, con dificultades, ha ido coordinando acciones como la compra de vacunas”, dijo el eurodiputado.

DEUDA

Más allá de pedir un reparto equitativo de las vacunas, los coopresidentes de EuroLat alertaron ante los “peligros” de que la compra de las vacunas vaya asociada a la obligación de solicitar préstamos a los países que las venden, pues se podría agravar la situación financiera de una región golpeada por las deudas.

Y además, en aras a poder financiar el gasto público generado por la pandemia, la declaración pide a los organismos internacionales “considerar mecanismos de flexibilización de las deudas públicas soberanas de los países de renta media y baja”.