Nueva York.- La palabra de la Iglesia Católica “es muy importante” frente a la problemática de la migración, en especial en EE.UU., afirmó el secretario del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, José Octavio Ruiz Arenas.

“Desafortunadamente, el tema migratorio en Estados Unidos se ha complicado muchísimo por el peligro de deportaciones”, dijo Ruiz Arenas, quien asistió a un encuentro organizado por la arquidiócesis de Nueva York.

El jerarca advirtió que las deportaciones pueden “causar división de las familias” y “quitar oportunidades a tantos jóvenes que llegaron de niños a EE.UU.” y ahora se enfrentan a que “de un momento a otro los pueden mandar a un país que ellos no conocen y en donde ya no tienen ninguna raíz”.

Ruiz Arenas destacó que los obispos en Estados Unidos “tienen una gran sensibilidad” ante la situación migratoria y “están haciendo todo lo posible” para que las políticas en este ámbito “no vayan a perjudicar la unidad familiar y que no se vayan a cometer demasiadas injusticias”.

Leave a Reply