Arrestan a pareja latina por la muerte de hijo adolescente en Los Ángeles

0
8
546811

JUSTICIA

Los Ángeles, 3 jun (EFE News).- Una pareja latina residente de Pomona, ciudad que pertenece al condado de Los Ángeles (California), fue arrestada este jueves en relación con la muerte de su hijo de 16 años, al que supuestamente habían golpeado, informaron hoy medios locales.

Los detenidos fueron identificados como Jéssica Grajeda, de 35 años, madrastra de la víctima; y George Luis Almaraz, de 32 años, padre del menor, según reportó la televisora ABC-7.

El incidente que llevó al arresto de la pareja ocurrió el martes cuando las autoridades respondieron a un llamado de emergencia y encontraron al joven sin poder respirar en la vivienda. El adolescente fue trasladado a un hospital local, donde fue declarado muerto.

Los detalles sobre la causa de la muerte del menor no se revelaron de inmediato, pero la policía dijo que había antecedentes de abuso en el hogar.

Los investigadores alegan que el adolescente había recibido previamente “lesiones importantes” de parte de su madrastra y que el padre de la víctima estaba al tanto del abuso pero no hizo nada para detenerlo ni buscar atención médica, reveló la televisora.

La pareja tiene otros cinco niños de entre uno y 13 años. Los menores han sido puestos bajo custodia del Departamento de Servicios para Niños y Familias del Condado de Los Ángeles.

La Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Los Ángeles ha presentado un cargo de asesinato y múltiples cargos de abuso infantil contra Grajeda, mientras el padre de la víctima enfrenta un cargo de abuso infantil grave.

Esta misma semana un juez del condado de Riverside encontró méritos suficientes para que Leonardo Daniel Alvarado Fernández, de 34 años, y Zue Urias, de 27, enfrentaran un juicio por la muerte de su bebé de apenas tres meses de nacido.

Fernández también enfrenta un cargo de tortura y dos cargos de crueldad intencional hacia un niño.

El médico forense de Riverside dijo que al parecer el bebé había muerto un día antes de ser llevado al hospital.

La acusación describe que el infante sufrió múltiples fracturas de cráneo, hemorragia cerebral y 18 fracturas de costillas, además de tener hematomas en varias partes de su cuerpo.

La Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Riverside anunció previamente que tenía la intención de buscar la pena de muerte para Fernández.