Frostproof.- El Departamento de Policía del condado Polk arrstóa  Carlos Carrizales, de 59 años, luego que un examen de ADN determinara que es el padre de un recién nacido, cuya madre es una menor discapacitada de 14 años.

La identificación del hispano fue posible debido a que la madre de la menor la llevó al médico para consultar sobre el inexplicable sobrepeso que mostraba. Una vez evaluada, la señora fue informada que su hija estaba en estado de embarazo.

El hecho fue denunciado a la Policía que inmediatamente comenzó una investigación tomando pruebas de ADN a los hombres que podrían haber tenido acceso a la menor. Una vez nacido el bebé, las muestras determinaron que el padre era Carrizales y procedieron a su arresto. El hispano rehusó hablar con las autoridades.

El sheriff del condado Polk dijo a los medios de comunicación que “este monstruo  ha cometido uno de los crímenes más horribles y esperamos que sea sentenciado a prisión por el resto de su vida”.

Leave a Reply