Arpaio dice que entrevista con el cómico Baron Cohen muestra su apoyo a Trump

0
57

Beatriz Limón

Phoenix, 6 ago .- Joe Arpaio, el que fue el “alguacil más duro” de Estados Unidos, admitió que no le gustó cómo quedó su entrevista con un supuesto periodista finlandés que resultó ser el comediante británico Sacha Baron Cohen, pero dice que al menos sirvió para demostrar que apoya al presidente Donald Trump.

En la entrevista emitida este domingo en el programa televisivo “Who is America?”, el más reciente intento de Baron Cohen por hacer hablar de más y poner en ridículo a políticos, Arpaio, de 86 años, mantuvo una conversación sobre armas con un juguete en forma de rosquilla y llegó a decir que si Trump le llamase para ofrecerle sexo oral es posible que tuviera que decir que “sí”.

Arpaio, que fue alguacil del condado de Maricopa y hoy compite por ser candidato al Senado por Arizona en las elecciones del próximo noviembre, se une así a otros estadounidenses que accedieron a ser entrevistados en los últimos meses por extravagantes personajes que les pusieron en situaciones ridículas o incómodas.

Desde enseñar el trasero, como hizo el congresista del estado de Georgia Jason Spencer, hasta dirigir un mensaje a los niños empuñando armas infantiles con personajes de dibujos animados, todo eso hacen los entrevistados para “Who is America?”, que se emite por el canal de cable Showtime.

Un día después de la emisión del capítulo dedicado a Arpaio, éste afirmó en una entrevista con The Arizona Republic que cuando aceptó ser entrevistado por un pelirrojo con camisa de flores que dijo llamarse OMGWhizzBoyOMG, pensó que se trataba de una entrevista en vivo que iba a ser vista por millones de personas.

Lo hizo -dijo- porque pensó que le iba ayudar en su carrera hacia la Cámara alta, en la que según las encuestas está rezagado.

El periodista, un pelirrojo con camisa de flores, le dio a la entrevista una connotación explícitamente sexual al preguntarle a Arpaio sobre temas como “lluvia dorada”, “trabajos manuales” y “blowjob”, un término coloquial para el sexo oral.

En uno de los momentos más arriesgados, OMGWhizzBoyOMG le preguntó abiertamente al aspirante republicano que diría si Donald Trump lo llamase para ofrecerle sexo oral.

“Puede que tenga que decir que sí”, respondió.

Pero antes de llegar a este punto, Arpaio se vio envuelto en una conversación delirante con el falso finlandés acerca de un juguete popular para niños en forma de donut.

“Es el alguacil más duro de Estados Unidos”, dijo el entrevistador, quien presentó después una relación de los esfuerzos de Arpaio para hacer cumplir la ley, el desacato judicial en el que se vio envuelto y su relación con el presidente Donald Trump.

Luego le pidió a Arpaio que explicase al donut de plástico qué hacen los “comunistas” para evitar que las personas tengan armas.

“Bueno, ese es un gran problema. Diré una y otra vez: las armas no matan, la gente mata”, dijo Arpaio.

“Dios mío, súper loco”, dijo OMGWhizzBoyOMG como si el juguete hablara. “Eso se ve bien”, apuntó a continuación Arpaio, quien después fue informado de que en realidad la rosquilla está en contra de las armas, por lo que debió abordar el juguete y explicar su posición a favor.

“Ahora veo al mirar este programa que es más para adultos, orientado al sexo, que intentar llegar a los que se interesan por los problemas de Estados Unidos. Esto seguro no personifica de qué se trata América, tal vez para la industria cinematográfica adulta”, declaró Arpaio a The Arizona Republic.

En otro momento, el entrevistador le preguntó a Arpaio cómo es Trump en persona y si es rico, a lo que el exalguacil respondió que tiene dinero, pero no se jacta de eso.

“Entonces, ¿crees que pudo haber tenido una lluvia dorada?”, preguntó el cómico británico y Arpaio dijo que no le “sorprendería”.

En su reacción a lo que se vio este domingo, Arpaio argumentó que tuvo la impresión de que el falso periodista intentaba “conectar una ducha con el presidente”, al que “le gusta el oro en su casa y su residencia”.

Según reconoció, le fue difícil detectar las indirectas de Baron Cohen durante la grabación.

“Ni siquiera entiendo de qué estaba hablando el tipo. No me entretuvieron, fue muy aburrido, créanme… No creo que este tipo me haya atrapado”, manifestó.

Sin embargo, con un espíritu positivo señala: “Él mostró una cosa buena: Mostró de qué manera yo apoyó al presidente (…) aunque les diré una cosa: no va a ganar premios de la Academia”. EFEUSA

SHARE

Leave a Reply