‘Armas seguras, niños a salvo’

• En Winston-Salem se cumplió con gran éxito una campaña para resguardar a los pequeños de la casa cuando en ella hay algún tipo de armamento. Se entregaron a personas que decían que poseían una pistola o un rifle un total de 536 seguros para armas durante los 9 días de estancia de la ‘Feria’.

0
22
En la ‘Feria Dixie Classic’ que estuvo en Winston-Salem durante 9 días, la comunidad hispana habló de armas y buscó seguridad para las mismas al tener niños.

Por Williams viera | [email protected]

Winston-Salem, NC.- En un hecho sin precedentes y durante la ‘Feria Dixie Classic’ se realizó la campaña que sus organizadores, la venezolana Hayluri Beckles y el médico estadounidense Luke Neff, llamaron ‘Armas seguras, niños a salvo’.

Durante los 9 días en que estuvo la ‘Feria’, desde el pasado 4 al 13 de octubre, voluntarios, enfermeras, policías y doctores que prestan sus servicios al ‘Wake Forest Baptist Hospital’ de ‘la Ciudad del Arte y la Innovación’, instalados en un puesto, informaron a la gente del peligro de las armas, pero a la vez se le dijo que se pueden tener seguras en casa por intermedio de un ‘candado’ diseñado, especialmente, para ese fin y que lo consiguen en la tienda virtual de Amazon a un costo de 22 dólares con 99 centavos.

Ese cerrojo, llamado ‘Trigger Lock’, con 3 dígitos de combinación, se utiliza en pistolas, en rifles o en escopetas que previene accidentes en que estén involucrados menores de edad.

“Una de las causas que me impulsaron a participar en esta campaña es que como médico estuve en Afganistán al integrar el grupo de las Fuerza Aérea de Estados Unidos. Allá atendí una gran cantidad de gente con heridas de bala debido a la guerra, pero aquí me sorprende el número tan elevado de infantes afectados por armas de fuego”, dijo Neff, cirujano de traumatología pediátrica, quien es oriundo de Tennessee. Él hace seis años reside en Winston-Salem, ciudad a la que considera “mi casa” y en donde vive junto a sus tres hijas y su esposa, Melissa, una descendiente de familia guatemalteca.

La sorpresa de Neff se sustenta en las cifras que en marzo pasado dio a conocer ‘The Trace’, una organización de noticias sin fines de lucro, en la que registró que “más de 220 niños y adolescentes en Carolina del Norte murieron como consecuencia de la violencia armada en los últimos cinco años”.

En ese mismo informe se habló que Greensboro y Winston-Salem registraron, cada una, 30 muertes de infantes.

“Nosotros sólo tenemos cifras de los niños que son remitidos al hospital con heridas producidas por un arma de fuego. Otras referencias se quedan en el camino porque los afectados fallecen y son enviados a otros lugares en donde se inicia la respectiva investigación del por qué sucedió esa situación”, dijo Neff.

Cifra estatal
La División de Salud Pública de Carolina del Norte, en uno de tantos informes que elabora, dio a conocer que en 2016 y 2017, el número de niños y adolescentes que visitaron un hospital llegó a 672 por una lesión relacionada con un arma de fuego y de ellos, 242 fueron hospitalizados.

También se conoció que en el Condado de Mecklenburg, 202 personas de 18 años de edad y algunos menores fueron asesinadas entre el 2014 y el 2018, según reveló el Departamento de Policía de Charlotte-Mecklenburg; mientras que en Durham, 30 jóvenes resultaron heridos por disparos durante el 2018, el único año en que la policía de esa ciudad tuvo estadísticas.

Un éxito
La campaña ‘Armas seguras, niños a salvo’ fue un éxito de acuerdo con los 536 ‘Trigger Lock’ entregados a asistentes a la ‘Feria’ y por el deseo de información de la gente en general.

“Entre los hechos que me sorprendieron durante los 9 días, fue el interés que mostró la comunidad hispana de cómo tener un arma segura en casa”, dijo Beckles, conocida en ‘la Ciudad del Arte y la Innovación’ como ‘Luly’.

La venezolana ‘Luly’ es licenciada en Tecnología de Servicios Humanos en Forsyth Tech, tiene un doctorado en Psicología Biomédica en Bowman Gray Campus y actualmente es coordinadora, en el Noroeste del Triad, en Prevención de Lesiones Pediátricas, Nivel I, en el ‘Brenner Children’s Hospital’.

“Las personas mayores olvidamos que los dedos pulgares de un niño o de una niña son más fuertes de lo que imaginamos y con ellos pueden disparar un arma. El candado que se repartió, si se utiliza, le permitirá al dueño de la pistola, del fusil o de la escopeta de tener, en casa, ‘armas seguras, niños a salvo’. Esa es la clave de la campaña que continuaremos realizando”, dijo ‘Luly’ Beckles.

Leave a Reply