Arce acusa al capitalismo por falta de vacunas en Día del Trabajo en Bolivia

0
8
507208

CORONAVIRUS BOLIVIA

Santa Cruz (Bolivia), 1 may (EFE).- El presidente boliviano, Luis Arce, criticó de nuevo este sábado al capitalismo calificándolo de “salvaje” e “inhumano” en plena pandemia por causar desigualdades ante la necesidad mundial de acceso a vacunas contra la covid-19 y con llamados a la unidad de los trabajadores del mundo.

A juicio del jefe de Estado, las vacunas se han convertido en una “mercancía” y lamentó que esto ponga “en riesgo la vida del planeta y de la población y de la humanidad” y causar una “pelea salvaje” entre los que tienen y los que no tienen el acceso a la inmunización.

Todo esto está ocasionando “que la pandemia continúe y se multiplique en el mundo entero” con riesgos ante la vida de “todos los trabajadores del mundo”, aseguró Arce durante un acto en Santa Cruz, la ciudad más poblada del país, con ocasión del Día Internacional del Trabajo.

Arce encabezó esta jornada con una marcha en aquella ciudad del oriente boliviano junto a sindicatos de trabajadores mineros, petroleros, electricidad, comerciantes y campesinos, a pesar de que el país afronta hace un par de días un repunte de contagios por la covid-19.

También fue parte de esos actos el expresidente Evo Morales.

“En Bolivia pensamos en el mundo, desde Santa Cruz, trabajadores del mundo uníos por la vida de la humanidad”, dijo Arce en alusión a una frase célebre de Carlos Marx.

A mediados del mes pasado, el Gobierno de Bolivia inició una campaña internacional en todas las representaciones diplomáticas del país en el exterior para que se liberen las patentes de vacunas y medicamentos contra la covid-19 en pos de un acceso equitativo y para que las acciones mundiales sean efectivas.

El Ministerio de Salud del país ha reportado 12.975 fallecidos y 305.594 contagios desde el inicio de la pandemia en marzo del año pasado.

El último reporte detalló 1.862 contagios este viernes apenas 39 menos que la jornada anterior que han sido las mayores desde el declive de la segunda ola que afectó a Bolivia entre finales de diciembre y febrero.

A finales de enero, el país comenzó la aplicación de inmunizaciones primero al personal de salud que trabaja en primera línea contra la pandemia, luego a los enfermos crónicos renales y con cáncer para continuar con los mayores de 60 años.

Hasta ahora 610.534 pacientes han recibido la primera dosis mientras que 232.108 han completado su inmunización con una segunda, en la aplicación las vacunas Sputnik V, Sinopharm y Oxford-AstraZeneca para una población que supera los 11 millones de habitantes.