Miami.- El representante a la Cámara por Florida Mario Díaz-Balart señaló que espera que se implemente por completo el endurecimiento de las sanciones y la prohibición de las transacciones financieras de empresas estadounidenses con el Ejército cubano anunciadas por Trump en junio pasado.

El republicano se mostró “decepcionado” porque las regulaciones no implementan “completamente” lo que el presidente Trump ordenó.

En el mismo sentido se pronunció la representante a la Cámara de Representantes por Florida Ileana Ros-Lehtinen, quien dijo que era un “paso adelante positivo, pero que deja aún mucho que desear”.

El senador por Florida Marco Rubio lamentó que en la lista de restricciones no se hubiera incluido al grupo hotelero Gran Caribe y a la cadena Cubanacán.

El Departamento del Tesoro publicó las nuevas regulaciones para los viajes y el comercio con Cuba y que hacen parte de la promesa de Trump de congelar la normalización de las relaciones bilaterales emprendida por su predecesor en la Casa Blanca, Barack Obama.

Leave a Reply