Antimonumentos hacen un llamado a no olvidar

0
5

Ciudad de México.- Los llamados “antimonumentos”, memoriales levantados por los propios ciudadanos, está cambiando la cara de la Ciudad de México, en un llamado a no olvidar casos emblemáticos que aún siguen sin obtener justicia, como el de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

El que hace referencia al caso de los jóvenes, de los que se desconoce su paradero desde la noche del 26 de septiembre de 2014, comenzó todo: los familiares encabezaron, siete meses después de la desaparición, la instalación de un gran “+ 43” en la avenida más emblemática de la capital, el Paseo de la Reforma.

Las autoridades no retiraron el símbolo, bajo el cual se lee el texto “Porque vivos se los llevaron, vivos los queremos”, y desde entonces, a lo largo del centro han aflorado más “antimonumentos”.

El último ha sido uno dedicado a la masacre estudiantil de 1968, colocado en el corazón de la capital, el Zócalo, porque este año se cumple medio siglo de la tragedia.

SHARE

Leave a Reply