Angelique Boyer, protagonista de la teleserie “Amar a muerte” que se estrenó este lunes, reconoció que el papel de Lucía Borges ha representado “un reto” en su carrera.

“La forma de actuar es diferente, se manejan mucho las miradas, los pequeños gestos”, señaló Boyer en referencia a “códigos” nuevos que ha tenido que incorporar. “Los parlamentos también son de otro tipo, mucho más realistas”, sostuvo.

Tanto Boyer como sus compañeros de reparto Michel Brown (Macario “El Chino” Valdés) y Alejandro Nones (Johny Corona), aseguraron que “Amar a muerte” forma parte de los experimentos que se están haciendo en la televisión en castellano para crear nuevos géneros que funcionen con todas las edades.

Televisa y Univisión, que tienen los derechos, decidieron estrenarla primero en Estados Unidos y crear así un estado de opinión que ayude a la popularidad en México y en otros países de América Latina.

“Lucía Borges es una niña que crece en Chiapas, donde sufre muchos abusos, la mayoría de parte de su mamá”, indicó la modelo y actriz franco-mexicana. “Ella no conoce el amor de verdad, comenzando por el amor propio”.

SHARE

Leave a Reply