Ansorena afirma que retiró el posible Caravaggio antes de ser inexportable

0
7
488450

CARAVAGGIO CUADRO

Madrid, 16 abr (EFE).- La casa de subastas Ansorena afirma que retiró de acuerdo con la propiedad de la obra el posible Caravaggio que iba a salir a puja el 8 de abril antes de que el Ministerio de Cultura decretara la prohibición de sacarlo de España, según ha declarado este viernes a Efe la casa.

“Una vez retirada la obra de la subasta, Ansorena recibió del Ministerio de Cultura la comunicación de inexportabilidad”, matizan las citadas fuentes.

La decisión sobre “La Coronación de Espinas” (óleo sobre lienzo 111 x 86 cms) se adoptó siguiendo “el protocolo de obras atribuíbles a grandes maestros”, han explicado, y con la finalidad de poder ser estudiado por los mejores expertos en el artista italiano Michelangelo Merisi da Caravaggio (1571- 1610).

Ansorena recuerda que está en contacto constante con el Ministerio de Cultura y con otras instituciones públicas “dada la importancia de muchas de las obras, tanto por carácter histórico como por autoría, que se subastan mensualmente”.

Por el interés y singularidad del cuadro ha sido declarado inexportable por el Ministerio de Cultura y se han iniciado los trámites para su declaración como Bien de Interés Cultural (BIC) por parte de la Dirección General de Patrimonio Cultural de la Comunidad de Madrid.

La pasada semana el experto en Barroco del Museo del Prado puso en guardia al Ministerio sobre la posibilidad de que fuera a salir al mercado un posible Caravaggio, si bien inicialmente se atribuía al círculo de José de Ribera.

La decisión cautelar de impedir la exportación del cuadro de España se tomó a las 12:30 del miércoles 7 de abril en una reunión extraordinaria de la Junta de Calificación, Valoración y Exportación de bienes del Patrimonio Histórico Español.

El informe emitido por el Museo del Prado aportaba argumentos sobre la posible autenticidad de la pintura y su vinculación histórica con el coleccionismo cortesano español de la Edad Moderna.

La pinacoteca, que ya ha considerado que existen evidencias documentales y estilísticas suficientes para considerar que la pintura puede ser del genial artista italiano, ha sido encargada de inspeccionar la obra, junto a especialistas de la Real Academia de San Fernando.

La posible subasta de una eventual obra de Caravaggio con un precio de salida de 1.500 euros había generado revuelo entre expertos internacionales y marchantes de arte, que en algunos casos se habían desplazado a Madrid con el objetivo de intentar hacerse con la pieza.