Amnistía Internacional critica el veto a las protestas opositoras en Cuba

0
4
706396

CUBA PROTESTAS

Ciudad de México, 22 oct (EFE).- Amnistía Internacional criticó este viernes la prohibición de la protesta opositora prevista para el próximo 15 de noviembre en Cuba y pidió a la comunidad internacional no olvidar “los cientos de personas que fueron detenidas” en protestas pasadas.

“En lugar de garantizar estos derechos, el Gobierno del presidente Miguel Díaz-Canel ha declarado que estas marchas cívicas son ‘ilícitas’ y ‘anticonstitucionales’, violando nuevamente el derecho a la protesta pacífica en Cuba”, declaró Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional, según un comunicado de la organización.

La Fiscalía de Cuba advirtió el jueves a los promotores de la marcha cívica opositora del 15 de noviembre que, de llevar a cabo su plan, incurrirán en delitos como desobediencia, manifestaciones ilícitas e instigación a delinquir.

Amnistía dijo tener reportes de “detenciones arbitrarias de activistas, hostigamiento, acoso y vigilancia” por parte de las fuerzas de seguridad a quienes se han sumado a la convocatoria de la marcha.

“Esta respuesta de las autoridades es consistente con la política de represión aplicada durante décadas en Cuba, que criminaliza la protesta pacífica y encarcela y maltrata a personas cubanas de toda condición solo por expresar sus opiniones”, aseguró.

La organización defensora de derechos humanos advirtió además que estará “vigilando la actuación de las autoridades, para denunciar cualquier acto de represión” contra quienes se manifiesten el 15 de noviembre.

El país caribeño vivió el pasado 11 de julio una jornada inusual de protestas en varias zonas de la isla que se produjo como reacción a la crisis y escasez que vive Cuba.

“La comunidad internacional no debe olvidar los cientos de personas que fueron detenidas durante las históricas protestas del 11 de julio pasado, simplemente por ejercer pacíficamente su derecho”, subrayó Amnistía.

El organismo recordó que tras esas protestas nombró a seis personas presas de conciencia “como un gesto simbólico hacia los muchos cientos más que seguramente merecen esta designación” y que “deben ser liberados inmediata e incondicionalmente”.