Amigos, oros y vinos…

0
154

Por Jacobo Strimling |[email protected]

• A unas millas de Charlotte, Reed Gold Mine te ofrece, además de historia, horas de sano esparcimiento.

Charlotte, NC.- Un domingo de 1799 el hijo de John Reed encontró una gran roca amarilla en lo que es hoy el condado Cabarrus. La piedra, que pesaba 17 libras, se usó para detener la puerta de su casa por tres años. Pero en 1802 un joyero de Fayetteville compró la roca de oro por el precio sugerido de $3.50, lo equivalía a una semana de salario. El valor real de la pepita era de $3.600.

Con tales sucesos, lo que evitó que se cerrara una pequeña puerta de madera abrió todo un portal en la historia de Carolina del Norte. El granjero se dio cuenta de su error y comenzó a buscar más oro en el área. Así comenzó lo que se convirtió en la primera fiebre del oro del país.

En el sitio, ahora designado Monumento Histórico Nacional por su importancia y enlistado en el Registro Nacional de Lugares Históricos, se ubica un museo y la mina de oro, un túnel restaurado de 50 pies hacia abajo, y de 450 de largo que se puede recorrer sin preocupaciones.

En la mina real y sencilla hay luces eléctricas tenues, con lo que es posible ver en directo, y sin necesidad de un guía, parte de la historia de la minería.

En el edificio principal, sin tener que pagar por la entrada, se proyecta un video de la historia de Reed y su mina y se exhibe con objetos y artefactos todo lo relativo al oro, su cultura, usos, geología, tecnología y hasta frases en las que se usa la palabra.

Que teocuitlatl es como el imperio azteca le llamaba al oro, y que significa ‘excremento de los dioses’ es uno de los datos curiosos que se muestran en las paredes.

Panning y Tasting

Mas divertido aún es la actividad del ‘panning’, el bateo o lavado de oro, que puedes realizar por solo $3.  Te dan un recipiente con tierra del arroyo de la propiedad que al removerla, se ve cómo se desprenden las piedras hasta dejar solo la arena y posiblemente, si estas de suerte, te encontrarás pepitas de oro.

Reeds Gold Mine también cuenta con varios senderos que cruzan zonas mineras de carga  y sitios arqueológicos. Caminando entre las zonas boscosas puedes encontrar las “Talking Rocks” que describen las actividades mineras, maquinarias antiguas, cimientos restaurados de un molino de 1854 y también mesas de picnic donde puedes completar el paseo y disfrutar con familia y amigos de la naturaleza.

En el histórico sitio también se realizan eventos durante el año, siendo el próximo precisamente la competencia anual de panning, en la que experimentados buscadores de oro y principiantes deben eliminar la mayor cantidad de arena posible y dejar las cuatro pepitas del recipiente, en el menor tiempo posible.

Gold Panning Competition at Reed Gold Mine se llevará a cabo el próximo 14 de septiembre, fecha en la que el evento llega a su trigésima edición.

En la misma carretera que conduce a la histórica mina, se encuentra el viñedo Rocky River y tampoco se cobra la entrada, por lo que se sugiere hacer parada para así completar y darle sentido a  la frase “Amigos, oros y vinos, cuanto más viejos, más finos”.

Rocky River Vineyards es un relajado pero sofisticado y tranquilo lugar para disfrutar en compañia de una copa de vino, mientras se disfruta de la hermosa vista panorámica de las viñas.  Puedes hacer un picnic en la propiedad y degustar la variedad de sus vinos.

Reeds Gold Mine
9621 Reed Mine Rd, Midland, NC 28107
Lunes a sábado, de 9 a.m. – 5 p.m.
Entrada Gratis
reedgoldmine.org

Rocky River Vineyards
11685 Reed Mine Rd,Midland, NC 28107
rockyrivervineyards.com

Leave a Reply