Las Águilas no necesitaron emplearse a fondo ante un Cruz Azul al que los fantasmas de siempre le persiguen para sumar 21 años sin título.

México.- Las Águilas del América derrotaron en el estadio Azteca por 2-0 a Cruz Azul con dos goles de Édson Álvarez para ganar el título del Apertura del fútbol mexicano y conquistar su decimotercera corona que lo coloca como el equipo con más títulos de la liga.

Álvarez (minutos 51 y 90) marcó la diferencia en un duelo que alcanzó un buen ritmo en la segunda mitad después de que los tres primeros cuartos de la final carecieran de emociones.

América pisó más veces el área rival, sin embargo no hubo llegada alguna de peligro. El volante Diego Lainez por momentos se movió de la banda izquierda a la derecha para trabajar con el ecuatoriano Renato Ibarra, sin embargo los Azules mantuvieron el orden en la defensa y limitaron la efectividad de los azulcremas por las bandas.

Para la segunda parte, Pedro Caixinha, entrenador de Cruz Azul, dio entrada a Roberto Alvarado por Martín Cauteruccio. Pronto los dos cuadros variaron la actitud, lo cual se reflejó en el marcador.

En el minuto 51 Lainez entró por la izquierda y disparó por fuera. Los azules fallaron en la salida con una mala combinación entre el portero Jesús Corona y el argentino Iván Marcone, aprovechada por Álvarez, quien remató de zurda al ángulo para el 0-1.

En el 81, en un movimiento desesperado, Cruz Azul incorporó a Ángel Mena. Se fue con todo al ataque pero quedó con déficit atrás y América sacó los mejores réditos.

En el 90 Álvarez consolidó su condición de héroe al rescatar un rebote del portero Corona y firmar el 0-2 del título, que extendió la racha de los Azules de 21 años sin un campeonato de liga.

Segundos antes de terminar el duelo Caixinha firmó la rendición, le dio un abrazo al entrenador de América Miguel Herrera, y se sentó en el banquillo a esperar el final del partido.

Fue la sexta final perdida por los Azules que habían terminado en el primer lugar de la fase regular y perdieron un solo encuentro como local, el de la definición del campeonato.

Más águila que nunca

Miguel Herrera, el técnico que hizo al América campeón del Apertura 2018 del fútbol mexicano, revelo sentirse identificado más que nunca con el equipo, en el cual permanecerá, aún si lo llamaran a dirigir la selección mexicana.

“Pasaron cinco años desde mi primer campeonato, precisamente ante Cruz Azul. Transcurrieron cosas como dirigir a México en un Mundial y mi regreso a este club y ahora rompemos muchas jetaturas. Lo único que sé es que seguiré en el América porque ahora más que nunca me siento identificado con este equipo y no quiero pensar en la selección mexicana”, señaló.

América se convirtió en el equipo más ganador de la liga de México y sumar su decimotercer cetro, uno más que las Chivas de Guadalajara.

Herrera comenzó a dirigir en el 2002 y ahora ha llevado a su foja su segundo título como entrenador, éste diferente al que conquistó en el 2013 y que lo catapultó a la selección mexicana.

“Saboreo la victoria gracias a mis jugadores, a la entrega que pusieron en el campo, ellos ganan el trofeo y me lo entregan, yo sólo soy arrastrado en medio de su éxito. El primer partido había sido parejo y en el de este domingo teníamos que hacer algo distinto, por eso salimos con otra actitud”, aseveró.

El colombiano Matheus Uribe quien salió lesionado el jueves pasado del tobillo y la rodilla izquierda y que debido a eso no pudo estar presente en la banca de suplentes, aprovechó para puntualizar que, aunque la final del fútbol mexicano resultó comprometida durante gran parte del trámite, su equipo fue mejor.

“En un análisis más profundo, ahora que pude ver el juego desde fuera, el América siempre fue superior a Cruz Azul. Cuando empezó la liguilla hace unas semanas, los azules hablaron mucho de nosotros, nos querían ver en la final, criticaban nuestra forma de jugar diciendo que éramos defensivos y ahora todos pudieron ver que ellos estuvieron todo el tiempo metidos atrás, sin poder hacernos nada”, aseveró.

SHARE

Leave a Reply