Alta abstención en las elecciones provinciales y municipales en Argelia

0
17
750012

ARGELIA ELECCIONES

Argel, 28 nov (EFE).- La participación en las elecciones provinciales y municipales celebradas este sábado en Argelia fue del 34,39 y del 35,95 por ciento, respectivamente, lo que muestra una alta abstención, según cifras difundidas este domingo por la prensa estatal, que cita al presidente de la Comisión Electoral Independiente para las Elecciones (ANIE), Mohamad Chafri.

“El número de votantes en las municipales fue 8.517.919 personas y en las provinciales 8.145.226”, detalló antes de advertir que estas cifras son aún provisionales.

La mayor participación se produjo en las tres horas finales de votación, más la ampliada por las autoridades, en la que la participación subió diez puntos sobre las cifras marcadas a las 16.00 horas local.

En las presidenciales de 2019,que ganó el actual presidente de la República, Abdelmedjid Tebounne, la tasa de participación general fue del 39,83%, en torno a diez puntos por debajo de la registrada en las presidenciales precedentes y la más baja de la historia de Argelia desde la independencia de Francia en 1962.

El pasado 23 de julio, el Consejo Constitucional en Argelia confirmó que la participación en las elecciones legislativas del 12 de junio fue de apenas un 23%.

DESINTERÉS ENTRE LOS JÓVENES

Según datos oficiales, cerca de 23,7 millones de argelinos estaban llamados este sábado a las urnas para elegir entre las 1.158 listas que han sido presentadas a las Asambleas Populares Provinciales, 877 de ellas por los 48 partidos políticos autorizados y 281 por independientes.

Para garantizar la seguridad y el buen funcionamiento de la consulta se desplegaron, además, cerca de 800.000 supervisores en 61.696 colegios electorales y 13.326 centros electorales, con un gasto de 55 millones de euros.

Un esfuerzo que no tuvo reflejo en la población, especialmente entre los jóvenes, que se quejan de la inflación y el fuerte alza de los precios en productos básicos.

Pasado el mediodía, la participación creció, empujada por las generaciones más mayores y los grupos de funcionarios y otros empleados públicos.

DESILUSIÓN Y HIRAK

El gobierno presenta los comicios como el último paso para completar el proceso de construcción de las instituciones estatales tras la controvertida dimisión en 2019 del longevo presidente Abdelaziz Bouteflika, forzada por las protestas multitudinarias y las maniobras de una parte importante del Ejército, institución que domina el país desde la independencia de Francia en 1962.

La represión del citado movimiento popular contestatario, conocido como “Hirak”, por parte del actual Gobierno, ha multiplicado el desinterés de la población, que desde hace años padece una aguda crisis económica y social que, entre otros efectos, han azuzado la migración irregular a Europa.

En la actualidad, la argelina son la nacionalidad más numerosa entre los que aventuran a cruzar el Mediterráneo en balsas precarias fletadas por mafias locales rumbo a España.

Un desinterés al que según los analistas locales ha contribuido la campaña, en la que los candidatos dejaron de lado los problemas locales para centrarse en el conflicto regional abierto con Marruecos, país con el que el régimen argelino rompió relaciones diplomáticas el pasado agosto.