Charlotte, NC.– En un afán por constatar la seguridad y bienestar de los niños que han sido separados de sus padres en la frontera sur, la congresista por Carolina del Norte, Alma Adams, visitó el pasado domingo 8 de julio el Centro de Detención Infantil Southwest Key, en Brownsville, Texas.

Durante su visita, la congresista Adams recorrió el centro de detención y habló con el personal para garantizar que la administración no esté descuidando su deber de cuidar el bienestar de los niños separados de sus padres debido a la política de ‘tolerancia cero’ la administración del presidente Trump.

“La gira en las instalaciones de Brownsville fue muy limitada y no nos dieron la oportunidad de hablar con los niños detenidos allí”, dijo la congresista Adams. “Aunque hice muchas preguntas, la mayoría  de ellas no recibieron respuesta. Salí de la instalación sin entender cómo se trata a estos niños día a día. Como madre y educadora jubilada, esto es profundamente inquietante.

Según comentó la congresista en un comunicado enviado a los medios, lo que se dejó en claro es que la política fallida de “tolerancia cero” ha creado una afluencia de niños retenidos en este establecimiento y no hay un cronograma o un plan claro para la reunificación familiar.

De acuerdo a su experiencia durante su visita al plantel de detención infantil, la legisladora dijo que el personal que labora en el lugar  no proporcionó ninguna indicación de que se cumpliría el plazo para reunir a estos niños con sus familias, fijado para este 10 de julio, en el caso de los más pequeños, y el 26 de julio para los más grandes, “lo cual es inaceptable”, destacó.

“La visita del Congreso debería dejar en claro a esta administración que el Congreso está prestando atención. Los miembros de ambos lados del pasillo exigen supervisión federal y responsabilidad en estas  instalaciones. No toleraremos el maltrato de ningún niño en territorio estadounidense y exigimos que estos niños permanezcan en condiciones seguras y humanas “, apuntó Adams.

SHARE

Leave a Reply